Big Brother: Donald Trump prepararía orden ejecutiva para monitorear redes sociales

Big Brother: Donald Trump prepararía orden ejecutiva para monitorear redes sociales

La orden dotaría a la Comisión Federal de Comunicaciones par revisar la moderación de contenidos publicados en Facebook, Twitter y redes sociales similares.

Estados Unidos vive momentos turbulentos tras los atentados en El Paso y Dayton que derivaron en la muerte de decenas de inocentes. Desde el suceso y hasta ahora, han surgido múltiples acusaciones a varios sectores, desde los videojuegos, hasta el cine "racista". Todo menos la regulación actual de armas. Y parece que el siguiente objetivo son las redes sociales.

Donald Trump culpa a videojuegos e internet por la masacre de El Paso y Dayton

También reconoce que existe el racismo. Pero esos videojuegos y esas redes sociales tienen la culpa de todo.

De acuerdo con una publicación de CNN, en la Casa Blanca circula actualmente un borrador de una nueva orden ejecutiva por parte de Donald Trump. En donde en automático se dotaría de facultades a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) para monitorear las actividades y labores de moderación de las redes sociales.

El documento preliminar, que lleva por título Protecting Americans From Online Censorship (Protegiendo a los estadounidenses de la censura en línea); estipularía que la FCC se encargaría ahora de desarrollar nuevas regulaciones; mismas que determinarían cuándo y cómo las empresas de medios sociales filtran o moderan publicaciones, videos o artículos en sus plataformas.

El proyecto de orden ejecutiva también exige que la Comisión Federal de Comercio tome en cuenta estas nuevas políticas al investigar o presentar demandas contra compañías de tecnología.

Trump quiere revisar las redes sociales de quienes busquen una visa en EE.UU.

Como parte de la orden, se requeriría que la Comisión Federal de Comercio abriera un expediente público de quejas y se coordinara con la FCC para investigar cómo las compañías de tecnología administran las publicaciones de sus plataformas, y si esa moderación es imparcial.

El documento marca que cualquier compañía cuya base de usuarios mensuales supere a más de un octavo de la población de los EE. UU. estaría sujeta a la supervisión de las agencias ya señaladas.

Bajo tal perspectiva Facebook, Google, Instagram, Twitter, Snapchat y Pinterest serían ahora intervenidos por el gobierno de Estados Unidos.

Como es natural en esta clase de documentos la retórica y perspectiva luce enter positiva y ambigua. Pero a su vez abre muchos flancos en los que la privacidad de los usuarios de redes sociales se podría ver afectada.