Una experiencia de lujo: Review de los audífonos AKG N700NC [FW Labs]

Una experiencia de lujo: Review de los audífonos AKG N700NC [FW Labs]

Un buen año para el mundo de los audífonos bluetooth.

No cabe duda, han sido buenos años para el desarrollo de los audífonos bluetooth, y es que con la pelea mano a mano entre los Bose QC35 II, los Sony XM3 y la reciente salida de los Bose 700, la cosa se ha puesto seria. Ahora entran los AKG N700NC.

Esta marca, que lleva mucho tiempo siendo reconocida como una de las líderes en audio, fue adquirida por Samsung hace un tiempo. Se masificó enormemente al incluir un par de buenos audífonos cableados con los Galaxy S, pero no habíamos visto mucho más, hasta ahora.

AKG N700NC

Esta apuesta es completamente de gama alta, con un diseño que está más cuidado en los detalles que los dos pares mencionados en el primer párrafo, con el uso de materiales mucho más premium, como metal y tela Alcántara, que les da una sensación de exquisitez incomparable a sus plásticos competidores.

AKG N700NC

El problema con lo anterior es que se agrega un poco de peso y la comodidad se ve un poco comprometida. No me malentiendan, se pueden llevar por unas 4 horas hasta que empiecen las molestias, pero otros te pueden dar hasta 6 o 7, al menos en mi caso especial, que tengo una cabeza gigantesca.

Su empaque también es de lujo y vienen con un estuche rígido, pero de material tipo tela con un cierre reforzado.

Cancelando motores

Su cancelación de ruido es agresiva y a algunos compañeros hasta les produce un poco de "mareo" al principio, por esa sensación tipo "cambio de presión" el oído, pero con el tiempo te acostumbras.

En lugares como una oficina, donde lo que quieres bloquear es la conversación y el ruido de los teclados y teléfonos, probablemente estés mejor con los Sony o con los Bose, pero estos tienen algo muy único, y es que están muy bien pensados para bloquear frecuencias más bajas, como el ruido de carretera, autos a la distancia y sobre todo el rugido constante del motor de un avión. Es ahí donde los AKG se lucen y con creces.

AKG N700NC

El perfil de sonido está lejos de ser plano. Para eso, los entendidos saben que deben dirigirse a marcas como Sennheiser o Audiotechnica. Aquí hay una receta marcada, donde las frecuencias medias están un poco abandonadas, para darle mucho énfasis a las altas. Sí, al contrario de los Bose y los Beats, aquí lo vocal, un platillo, las cuerdas y más, cuentan con una claridad prístina. Todo sin abandonar los bajos, que también son más marcados de lo habitual.

En general, la experiencia es súper dinámica y sobre todo entretenida. Es una receta única, bastante curiosa para los tiempos modernos, pero que sorpresivamente funciona muy bien.

AKG N700NC

Dentro de las cosas que me molestaron, está el hecho de que los audífonos usen un cable microUSB en vez de USB-C para cargarse. Por cierto, la batería me da un poco más de 20 horas, lo que encuentro que es muy bueno y dentro de los parámetros de lo que esperaba.

AKG N700NC

También me hubiera gustado que tuvieran soporte para aptX y bluetooth 5.0, en vez de 4.2. Además, para conectarlos por cable, como en el caso de la gran mayoría de los aviones actuales, necesitarás un cable con un jack de 2.5 y la otra de 3.5. Viene incluido, pero si lo pierdes, podría ser un dolor de cabeza.

Los AKG N700NC se ofrecen a un precio sugerido de CLP $249.990, lo que les da una ventaja considerable por encima de la competencia. En Estados Unidos llegan a los 350 dólares, al menos en Amazon. Al menos yo los consideraría y muy seriamente en caso de estar buscando unos buenos compañeros de viaje, tanto en avión como en metro.