Este curioso dispositivo podría reemplazar al papel higiénico en un futuro

Este bidé portátil se plantea como una alternativa al uso masivo y poco amigable con el medio ambiente del papel higiénico en occidente.

Probablemente desde que tienes uso de memoria recordarás para qué sirve el papel higiénico y el hecho de que llevas usándolo (casi) todos los días de tu vida. Esto puede parecer obvio, pues todos tenemos nuestras necesidades fisiológicas que suplir. Además, por mera higiene (y lógica) es mejor mantenerse aseado después de cada ida al baño.

SI no te lo has cuestionado aún, deberías saber que el papel higiénico no es tan efectivo en la tarea de mantenernos limpios. A menudo debemos usar numerosos segmentos para lograr esta tarea, y aun así no estar tan seguros de que haya sido un completo aseo. Al menos las personas asiáticas, que casi no usan este elemento, te podrán dar razones de por qué usar agua es mejor. Una de ellas es recordar el proceso de lavado de los platos, en el que nunca se pensaría limpiarlos con solo usar un trozo de papel.

Además, el uso del papel higiénico es muy poco amigable con el medio ambiente. Todos los años, principalmente en occidente, se gastan millones de rollos. En su creación se consumen millones de árboles y millones de galones de agua, todo para terminar en la basura.

Esta es la idea de un emprendimiento que decidió empezar a trabajar en una idea más segura de limpieza posterior. Lo que hace es tomar un sistema que integran numerosos satinarios en otra parte del mundo para traérnoslo de forma portátil. Con el nombre de Sonny, se trata de un bidé de mano que espera revolucionar la higiene personal.

Bidé

Higiene en tus partes traseras

Los creadores de Sonny pretenden que dejes de usar el papel higiénico para optar por su producto. Este pequeño tubo de 22 centímetros proyecta un chorro de agua para que te limpies usando una sola mano. No necesita de instalación alguna  y puede ser llevado a cualquier sitio en caso de tener una urgencia.

La batería del dispositivo puede durar hasta tres semanas con una sola carga. Sin embargo, lo más importante es el almacenamiento de agua, que puede ser administrada desde cualquier grifo. Estando lleno su depósito, puede expulsar un chorro de 25 a 40 segundos de forma seguida. La mayor intensidad es la que proporciona menos tiempo.

Se puede utilizar para otras cosas más allá de la higiene en el baño. Por ejemplo, puede ser útil para rociar una planta o limpiar alguna mancha en una superficie.

Si te interesa mantenerlo limpio, puedes desarmarlo para dejarlo reluciente. Actualmente el dispositivo se está vendiendo a 98 dólares gracias a la alta inversión que recibió la idea.

Bidé