Esta es la manera en que "hackean" los scooters de apps para su reventa en México

Esta es la manera en que "hackean" los scooters de apps para su reventa en México

En México, cada vez más scooters eléctricos están siendo robados y revendidos en Internet. Y aquí te decimos como hacen para hackear el sistema.

Hace poco se informó que Grin dejaría de prestar servicio en México de manera indefinida gracias a la delincuencia. Y no es que hayan sufrido un robo enorme a mano armada en bodegas o transporte. Sino que los mismos usuarios de estos scooters se habían estado robando los vehículos.

Y aunque parece que no vale la pena robarlos por el hecho de que se bloquean a distancia. Eso no detuvo al país que no avanza si no tranza, y lograron desbloquear estos para su venta.

Una pequeña inversión

Si alguna vez has usado este tipo de scooters que se encuentran por toda la ciudad, entonces sabes que primero se deben desbloquear. Esto se hace por medio de la app de tu preferencia con ligeras variaciones dependiendo el servicio que uses. Y una vez que terminas de usarlos, se bloquean de nuevo hasta que otro usuario los quiera usar.

México scooters

Pero como en México no podemos tener cosas bonitas, más se tardo el servicio en llegar al país que la gente en empezar a robarse los scooters. Pero para ponerlos en venta primero debían encontrar la manera de quitar el bloqueo y vaya que lo hicieron.

La manera de lograrlo fue usando un hardware especial que cuesta entre unos $400 a $1,500 pesos. Obviamente no hay manera legal de hacerse de este dispositivo, pero una vez que lo tengas, tampoco es tan fácil usarlo.

Ya que se requiere cambiar la placa central de los scooters para hacerlos funcionar sin una aplicación. Por lo que, quienes se atrevan a vulnerar estos aparatos, deben tener grandes conocimientos en sistemas o de plano ser ingeniero.

Curiosamente, de todos los scooters que se pueden modificar, los de Lime son los únicos que realmente no se dejan tan fácil. A pesar de que se ha logrado hacerlo con estos, los resultados son antiestéticos y presentan muchas fallas en su funcionamiento.

Pero aquellos que si se logran modificar sin afectar el diseño, son vendidos en unos 3 mil pesos aproximadamente. Sinceramente, no vale la pena comprar estos scooters modificados. Ya que podrían dejar de funcionar muy rápido, sin importar la marca.

Fuente: Xataka.