Inversionistas ya consideran mejor a Roku que Netflix

Inversionistas ya consideran mejor a Roku que Netflix

El negocio de inversión suena prometedor con Roku. Mientras que Netflix batalla cada vez más por mantener su posición y no perder suscriptores.

A simple vista Roku y Netflix son dos productos que no tienen mucho en común, aunque están estrechamente relacionados. Pero para los inversionistas todo se encasilla dentro del mismo segmento de entretenimiento digital.

Y a la hora de decidir dónde apostar su dinero parece que  Netflix es un riesgo menos confiable de lo que ya se ha vuelto Roku, gracias a su crecimiento constante.

Eso es lo que concluye un controvertido análisis, publicado por la firma de consultoría financiera Needham (vía CNBC). Ahí la compañía distingue a Roku como una empresa que vende hardware y publicidad; en contraste con Netflix que sólo basa su negocio en el número de suscriptores. Lo que marca la condena de su desventaja:

Colombia: un mercado en el que Roku aspira a triunfar

Roku es el agregador de internet dominante para el contenido de TV y películas, como YouTube  los es para contenido generado por el usuario.
Netflix tiene más que perder a menos que crea que los hogares de EE. UU. estén dispuestos a agregar 3, 4 o 5 nuevos servicios [de streaming] .

Needham, proyecta que Roku es utilizado por 80 millones de estadounidenses; y el precio de sus acciones han crecido favorablemente un 2,6%.

La gran ventaja es que este gadget agrega plataformas de streaming y no gasta mucho en generar contenido original. De modo que la existencia de nuevos servicio sólo lo vuelve más atractivo como un condensador de apps de streaming.

Netflix en crisis: no cumple metas y pierde suscriptores por primera vez en ocho años

Netflix pensaba generar 5 millones de nuevos suscriptores este trimestre. Logró la mitad y encima perdió más de 130 mil clientes.

Mientras que Netflix se enfrenta a la competencia de nuevos servicios desarrollados por Disney, Apple, Warner Media de AT&T y NBCUniversal de Comcast.

En su último reporte de resultados financieros ya perdieron suscriptores. Y parece que el panorama no va a mejorar.