Incendio del Amazonas crea gigantesca nube de humo en Sao Paulo

Incendio del Amazonas crea gigantesca nube de humo en Sao Paulo

El grave incendio que afecta al Amazonas durante estos días ha dejado prácticamente a oscuras a la ciudad más grande y habitada del Brasil.

Tras el gigantesco incendio que está afectando durante estos últimos días a gran parte del Amazonas, la ciudad más grande de Brasil, Sao Paulo, se encuentra cubierta de una gigantesca nube de humo durante estos días.

Esta imagen de esta ciudad brasileña totalmente oscura por una nube de humo llega a crear más tristeza con respecto a la grave situación que está ocurriendo, ya que la selva del Amazonas ha registrado más de 74.000 incendios en lo que va de este año.

Desde el pasado Lunes la ciudad ha estado cubierta de esta gran capa de humo, y lo más increíble de todo esto que es Sao Paulo queda aproximadamente a más de 3.000 kilómetros de distancia de la zona de las llamas.

Incendio del Amazonas crea gigantesca nube de humo en Sao Paulo

Amazonas ardiendo sin control

Fue el pasado lunes a las 3:00 pm hora local que los cielos de la gigantesca ciudad de Sao Paulo quedo totalmente oscurecida por la gigantesca masa de humo que llegó hacía ella, llamando la atención de los más de los más de 12 millones de habitantes que tiene esta gigantesca urbe.

Esta masa de humo fue el triste resultado de los casi 10.000 nuevos focos de incendios forestales que están afectando al Amazonas desde la semana recién pasada. Gran parte de los siniestros se encuentran realmente lejos de la ciudad, pero los vientos y una masa de aire frío movieron la columna de humo por gran parte del país, llegando a la costa este.

Incendio del Amazonas crea gigantesca nube de humo en Sao Paulo

Este 2019 sin duda ha sido un año negro para la selva más grande del mundo, ya que con solo los focos de incendio que van este año en el Amazonas, este registro ya es más si lo comparamos con la sumatoria de todos los registros que tenían los expertos desde el año 2013.

Lo más preocupante de todo esto es que aún quedan largos 4 meses de calor en la zona, por lo que se espera que por el resto del año gran parte de los focos sigan activos de forma que no se puedan controlar.