Los hackers solo necesitarían atacar unos cuantos vehículos autónomos para paralizar toda una ciudad

Los hackers solo necesitarían atacar unos cuantos vehículos autónomos para paralizar toda una ciudad

Investigadores se imaginaron la situación hipotética (y horrorosa) en la que un grupo de hackers vulneren varios vehículos autónomos al tiempo.

Imagínate un futuro en el que los vehículos autónomos se hayan vuelto una parte significativa de la movilidad de toda una ciudad. Si bien estos optimizarían el espacio de las calles, podría darse una situación muy preocupante que convertiría todo el eje urbano en un caos. Esto ocurriría si un grupo de hackers decidiera (y pudiera) hackear una buena cantidad de automóviles.

Esa situación hipotética se la plantearon unos cuantos investigadores del Georgia Institute of Technology. Usando simulaciones por computadora y empleando la física, decidieron calcular qué pasaría en caso de una inmovilización repentina en un buen número de vehículos en una gran ciudad.

Los físicos aclararon que no se están planteando qué tan posible es este hecho. No se consideran expertos en ciberseguridad, pero consideran que unos futuros hackers podrían generar un caos vehicular. Después de todo, una vulneración de este tipo sería de las pocas que tengan consecuencias en el mundo físico. Uno o varios carros apagados representan todo un estorbo en la vía.

Tesla Moderl 3

Un caos en toda la ciudad

En el estudio, los investigadores publicaron los resultados de su simulación. Sorprendentemente, señalaron que solo era necesario hackear el 20% de los vehículos para generar el caos. Plantean que tal vez alguno que otro vehículo cruce una calle, pero no podrían atravesar la ciudad. Prácticamente todas las calles estarían aisladas.

Para ello no es necesario que todos los vehículos sean autónomos. Si solo un 40% de todos los automóviles son autónomos, solo se necesitaría hackear a la mitad de ellos.

No obstante, un ataque de hackers a una escala menor no sería poca cosa. Por ejemplo, el desconectar al 10% de los vehículos provocaría generar condiciones muy complicadas. Al menos los servicios de emergencia no podrían adelantar a otros automóviles para llegar a su destino. Incluso en momentos donde no hay demasiado tráfico durante el día, una desconexión del 20% causaría lo mismo.

Congestión vehicular