Elon Musk se arrepiente: Ahora piensa instalar reflectores solares en Marte en vez de bombardearlo

Elon Musk se arrepiente: Ahora piensa instalar reflectores solares en Marte en vez de bombardearlo

Al parecer el magnate a cargo de Tesla y SpaceX ha cambiado de idea y ahora quiere realizar otras acciones en el planeta Marte.

Siempre que Elon Musk aparece en Twitter, lo hace de una forma bastante "especial", ya que recordemos que hace algunos días el magnate anunció que pensaba en bombardear Marte en sus polos con dos bombas de hidrógeno para liberar con esto el CO2 que hay en su interior.

Sin embargo, el encargado de SpaceX ahora ha cambiado de parecer y le parece más viable otra idea en particular, una que había sido pensada y planteada por un estudiante de la Universidad de Arizona en el año 2006.

En específico, la nueva forma para calentar el planeta sería a través de un sistema de reflectores solares colocados en satélites, los cuales se pondrían en dirección al sol apuntando a Marte para que estos reflejen luz solar y calor en su superficie.

Marte

Formas para dar calor a Marte

En el nuevo twitter planteado por Musk este no mencionó al estudiante responsable de haber pensado y planteado de forma oficial esta particular idea. La investigación fue realizada por Rigel Woida, quien por aquellos años ganó un premio por parte de la NASA por plantear ideas novedosas para el uso de espejos orbitales livianos.

En palabras del propio archivo publicado por el estudiante aquel entonces "el uso de espejos orbitales livianos de gran apertura para terraformar un área de la superficie marciana es una forma idónea para que los humanos alguna vez puedan llegar a colonizar y habitar una superficie marciana".

Marte

Hasta ahora, es un sueño tipo "ciencia ficción" que el planeta Marte sea un lugar más habitable para nosotros, ya que este puede ponerse en ocasiones extremadamente frió, lo que requerirá construcciones bastante resistentes y seguras para que las personas puedan habitar aquel lugar en dentro de un futuro hipotético.

Las palabras de Musk fueron las siguientes "podría tener sentido tener miles de satélites reflectores solares para calentar a Marte gracias a estos soles artificiales". planteando una idea diferente a la ya recordada idea de las bombas, a la cual la NASA no apoyó para nada señalando que era prácticamente imposible llevarla a cabo.