Apple lanzó un nuevo iPhone "hacker-friendly", para investigadores de seguridad informática

Apple lanzó un nuevo iPhone "hacker-friendly", para investigadores de seguridad informática

Lo tendrás mediante un concurso para encontrar bugs, cuyo premio es un millón de dólares.

Como bien sabemos, los teléfonos de Apple viven dentro de una burbuja segura. El sistema aparentemente cerrado que ha logrado conseguir la compañía de Cupertino es una bendición para sus usuarios, pero una maldición para los que buscan vulnerabilidades.

Urgente: Apple habilita un nuevo software el cual bloquea los iPhones a los que se les han instalado baterías por terceros

Apple instaló este software para bloquear aquellos dispositivos a los que les hayan instalado una batería en un servicio técnico no oficial.

Ahora, la manzana mordida planea echarle una mano a los hackers que encuentren bugs y exploits en sus plataformas. En la conferencia de ciberseguridad Black Hat, Apple anunció un nuevo iPhone diseñado exclusivamente para ese fin.

Por supuesto, no es el mismo equipo que encontrarías en una tienda. El propio jefe de seguridad de Apple, Ivan Krstić, anunció que este nuevo iPhone incorporaría capacidades avanzadas de debugging. Es inevitable pensar en que sería un dispositivo muy similar a uno con jailbreak, aunque se aseguró que no estaría tan abierto.

Una recompensa de un millón de dólares

El anuncio que va de la mano con este equipo es el cambio al programa de "bug bounty" impuesto por la compañía. En el mismo Black Hat pero en el año 2016, Apple ofreció 200 mil dólares para el hacker que encontrara una vulnerabilidad crítica en iOS.

Ahora, Ivan Krstić quiere subir la apuesta. El programa ahora ofrecerá la no despreciable suma de un millón de dólares para el que encuentre un bug que cumpla con ciertas características: que consiga ejecutar código en el kernel, sea persistente, y no requiera que las víctimas hagan clic o tap en nada.

Apple lanzó un nuevo iPhone "hacker-friendly", para investigadores de seguridad informática

La razón para subir la apuesta es simple: entrar a un sistema tan cerrado como el de Apple es extremadamente valioso. Es casi como tener las llaves de la bóveda: todos las quieren. De hecho, luego que Apple publicara su recompensa el 2016, un grupo externo ofreció 500 mil dólares por la vulnerabilidad.

Apple no se puede dar el lujo de ver sus fallas expuestas, por lo que está dispuesto a aumentar la cifra según sea necesario. Asimismo, el nuevo iPhone "hacker-friendly" se entregará de manera limitada, con el fin de prevenir que los hackers se den vuelta la chaqueta y vendan la vulnerabilidad al mejor postor.

A veces hay que torcerle la mano a las reglas del mercado.