Foxconn explotaría estudiantes para construir parlantes Amazon Echo y Kindles

Foxconn explotaría estudiantes para construir parlantes Amazon Echo y Kindles

Foxconn no cuenta con la mejor reputación laboral del planeta. Amazon determinará las consecuencias comerciales de la violación.

Estados Unidos y China están metidos en una cruenta guerra comercial; que ha mantenido a las grandes compañías tecnológicas en un equilibrio complicado. Amazon es una de las firmas en ese predicamento; derivado de su relación con Foxconn, empresa encargada de fabricar sus dispositivos Kindle y el parlante para Alexa, Echo.

Y ahora, para rematar lo enredado y delicado de la situación resulta que The Guardian ha publicado un explosivo artículo. En donde acusa a la empresa de manufactura de contratar niños menores de edad, para obligarlos a trabajar horas extra o en el turno nocturno . todo para cumplir con las metas de producción de Amazon.

Amazon espía: es demandado por grabar niños con Alexa

Amazon tiene un serio problema con el lanzamiento de su Echo Dot Kids Edition. Los padres no están contentos con que grabe a sus hijos.

Una serie de entrevistas con trabajadores y documentos filtrados constituyen el material base para el reportaje. En donde se describe a profundidad la dinámica de la fábrica de Foxconn en la ciudad de Hengyang, en el sur de China.

En donde todo habría iniciado de manera inocente. Con la contratación de 1.500 pasantes de entre 16 y 18 años de edad. Quienes fueron alentados por los maestros de sus propias escuelas para ingresar a Foxconn y trabajar en la línea de ensamble de Amazon. Ya que cada plantel educativo recibía una comisión por cada alumno contratado.

Las leyes permiten que los jóvenes de ese rango de edad laboren, pero prohíben las horas extra y su presencia en turnos nocturnos.

Feliz Navidad: Alexa da a desconocido 1.700 grabaciones de otro usuario

Parece que el asistente inteligente de Amazon no es tan listo.

El punto delicado es que las escuelas estarían coludidas a tal grado que incluso condicionarían la posibilidad de graduarse de sus alumnos con la obligación de permanecer en el trabajo de la fábrica.

Los afectados trabajan entre 10 y 12 horas diarias, en lugar de las 8 acordadas inicialmente. Más los turnos nocturnos. Todo con tal de ensamblar 60.000 dispositivos Amazon al mes, por un sueldo de USD $250.

Amazon ya investiga el caso de manera oficial. Habría enviado un equipo especial de auditores para comprobar que sea cierto lo publicado por el diario.