¿Quieres dejar de beber? Tal vez necesites estar más rodeado de espacios verdes

¿Quieres dejar de beber? Tal vez necesites estar más rodeado de espacios verdes

Según un estudio, ver a menudo espacios verdes no solo te quitará el deseo de beber alcohol, sino otros antojos como fumar o comida poco saludable.

¿Has tratado de dejar algún vicio últimamente pero no has podido? Probablemente lo que te ha hecho perder la fuerza de voluntad de no tocar esos hábitos han sido pequeños antojos. Puede que frases como "Una copa y ya" o "solo un cigarrillo" te hayan plantado una gran dificultad para llevar una vida más sana. Por supuesto, resistirse es difícil; pero, ¿qué pensarías si te dijeran que necesitas espacios verdes para poder evitar estos antojos?

Eso es lo que dice una investigación reciente trabajada por investigadores de la Universidad de Plymouth. En su documento, publicado en la revista  Health & Place, se explica que poder ver espacios verdes desde la casa puede ayudar a reducir los antojos de hábitos como el alcoholismo, el tabaquismo y el consumo de comida chatarra.

El estudio se basa en otros hallazgos que relacionan a los ambientes naturales con efectos positivos en las personas. Por ejemplo, que hacer actividad física al aire libre es realmente bueno para el autocontrol. Leanne Martin, quien dirigió la investigación como parte de su maestría en Plymouth, dijo:

“Se sabe que estar al aire libre en la naturaleza está relacionado con el bienestar de una persona. El hecho de que exista una asociación similar con los antojos de simplemente poder ver los espacios verdes agrega una nueva dimensión a la investigación anterior. Este es el primer estudio que explora esta idea y podría tener un rango de implicaciones para la salud pública y los programas de protección ambiental en el futuro ".

Siendo así, se invitó a un grupo de personas a contestar una encuesta en linea. En ella se les preguntó sobre varios aspecto de la exposición a la naturaleza y los antojos. También consultó la proporción de espacios verdes en el barrio residencial de un individuo. Además preguntó por su acceso a un jardín o una huerta y la frecuencia de uso de espacios verdes públicos.

Bosque

Los resultados

Entre otras cosas, se demostró que tener acceso a un jardín o una huerta estaba asociado con una menor fuerza de antojo. Así mismo, se reportaban menos veces en las que esto ocurría.  Algo similar pasaba con las vistas desde la residencia que incorporaban más del 25% de espacio verde.

También se demostró que esto ocurría independientemente de la actividad física que se hacía. Los antojos eran reducidos independientemente de que se hiciera mucho ejercicio o poco. Esto fue lo que dijo Sabine Pahl, Profesora Asociada en Psicología:

“El anhelo contribuye a una variedad de comportamientos perjudiciales para la salud, como fumar, beber en exceso y comer de manera poco saludable. A su vez, estos pueden contribuir a algunos de los mayores desafíos de salud globales de nuestro tiempo, incluidos el cáncer, la obesidad y la diabetes. Demostrar que un menor deseo está vinculado a una mayor exposición a los espacios verdes es un primer paso prometedor. Las investigaciones futuras deberían investigar si los espacios verdes pueden usarse y cómo se pueden utilizar para ayudar a las personas a soportar los antojos problemáticos, permitiéndoles gestionar mejor los intentos de cese en el futuro ".