Uber pirata: Así es la compra y venta de cuentas de conductor vía Facebook

Uber pirata: Así es la compra y venta de cuentas de conductor vía Facebook

En redes sociales se pueden encontrar personas vendiendo cuentas "piratas" de Uber, aunque también de otras apps como Beat o Didi.

Para que un conductor tenga acceso a la aplicación de Uber, necesita pasar por diversos trámites y exámenes. De hecho, según información de Uber México, sólo el 12% de los que inician el proceso de activación lo concluyen satisfactoriamente. Se solicitan documentos como la INE (identificación) y licencia de conducir vigente. Además, se hace un examen psicométrico presencial. Sin embargo, en Facebook existe un turbio mercado negro de cuentas de conductor.

Uber pirata: Así es la compra y venta de cuentas de conductor vía Facebook

No es fácil conducir para Uber

Examen psicométrico, diversos documentos de identidad y una investigación exhaustiva, esos son los requisitos mínimos (sin contar los del auto) que necesita aprobar alguien para conducir para la aplicación de transporte. Además de esto, los conductores que lo logren pueden ser dados de baja en cualquier momento por conductas inapropiadas.

Hasta aquí, la app es un medio de transporte seguro. El problema nace en el mercado negro que rodea las cuentas de conductor. En diversos grupos de Facebook se pueden encontrar personas, en su mayoría con perfiles claramente falsos, ofreciendo estas cuentas "listas para usarse".

¿Quiénes compran dichas cuentas? Aquellos que no pasan la certificación de la compañía. O los que por alguna turbia razón, no quieren identificarse con la app y los clientes. Es muy probable que alguien que consiga una de estas no la vaya usar para nada bueno. Aunque también encontramos en comentarios de las publicaciones de venta que algunos conductores las adquieren, pues la app bloqueó la suya por mal comportamiento y ya no pueden trabajar. Incluso algunos se quejan de que "los bloquearon y nunca les dijeron por qué".

Los precios de las cuentas en cuestión varían bastante: las que encontramos van desde los 3,000 pesos mexicanos hasta los 150,000. Esto depende en su mayor parte de la calificación que tenga la cuenta y también de qué tipo sea, pues hay dos categorías: socio conductor y conductor. Un socio es aquél que registra auto propio y un conductor alguien que maneja un auto que no es suyo.

Existen páginas y perfiles en la red social que se dedican expresamente a esto, evidenciando su giro en el mismo nombre. Incluso los mismos conductores certificados que trabajan honestamente y en la legalidad conocen estas prácticas: no es algo aislado. Así lo comentó "Sergio N.",  un conductor entrevistado, al preguntarle si tiene conocimiento del mercado negro de cuentas:

Venden las cuentas de Uber, porque sacar una cuenta no es ni fácil ni rápido, tienes que ir a una oficina o subir por internet tus documentos, pero a huevo (sic) tienes que ir alguna vez, haces un examen psicológico, psicométrico y uno que descubre qué tan fácil eres de caer en algo ilegal, el que llaman el de confianza, (blacktrust), y es ahí donde no todos pasan, aparte de que todos tus documentos tienen que ser cotejados en original

La postura de Uber México

También nos acercamos a Uber México para conocer su postura al respecto. Ellos nos reiteraron que eligen a sus conductores con ayuda de rigurosos exámenes e investigaciones de antecedentes y personalidad. También toman medidas para evitar que estas cuentas "piratas" que se venden en el mercado negro no sirvan por mucho tiempo. 

Incluso después del proceso de activación, realizamos revisiones periódicas de la verificación de seguridad de las personas ya registradas como socios conductores. Esto incluye procesos como tecnología de reconocimiento facial; la retroalimentación de los usuarios, la actualización de documentos y la aplicación periódica de nuestros filtros de seguridad.

*Verificación de identidad en tiempo real: esta tecnología requiere que los conductores se tomen una fotografía de manera aleatoria, y ésta; mediante el mecanismo de reconocimiento facial, deberá coincidir con los registros existentes. Este proceso protege sus cuentas para evitar que ninguna otra persona pueda manejar en su nombre.

Estas rondas de seguridad ayudan a que las cuentas fuera de la legalidad y que no estén en orden, sean bloqueadas. Es decir: son identificadas y cerradas, aunque sí llegan a funcionar algún tiempo. Por ello, la compañía aconseja a los usuarios que siempre se fijen en que el auto, placas y conductor coincidan con la información que la app está arrojando, entre otras medidas de seguridad:

Uber exhorta a sus usuarios a asegurarse que todos los viajes solicitados se inicien y finalicen utilizando la app de Uber. Si un socio conductor ofrece el viaje por fuera de la aplicación, se recomienda no aceptarlo y hacer el reporte correspondiente a través de la opción de soporte dentro de la aplicación.

Uber cuenta con un equipo dedicado a detectar conductas fraudulentas. Con base en ello, se desactivan las cuentas de los socios conductores que incumplen con los requerimientos de calidad y con los Términos y Condiciones del servicio. Asimismo, reiteramos nuestra disposición de proveer a las autoridades competentes la información que nos pudieran requerir para apoyar sus investigaciones.

Finalmente, invitamos a todos los usuarios a siempre cerciorarse de que el vehículo que abordan es el mismo indicado en la app (placas, modelo y color), así como la identidad del conductor.

Y al final, es justo lo anterior lo único que los usuarios de la app pueden hacer para protegerse: verificar que todo coincida con los datos que se les dan; además de no aceptar viajes "por fuera". Y nunca está de más compartir la ubicación en tiempo real así como seguimiento del viaje con algún contacto, familiar o amigo: hay que estar siempre alerta.