Todas las luces posibles: Review de la TV Philips Ambilight serie 6700 [FW Labs]

Todas las luces posibles: Review de la TV Philips Ambilight serie 6700 [FW Labs]

Una fiesta visual a un precio decente.

Hace ya unas semanas que estoy probando el televisor inteligente Philips Ambilight, el serie 6700 que tiene como novedad más llamativa tener luces LED en la espalda.

¿Pero para qué? Y eso es de lo primero que tenemos que hablar, porque es un factor diferenciador mayúsculo. El tener estas luces en la espalda permiten que el software del aparato analice la imagen que está en la pantalla y lo que está en los bordes lo trata de replicar con luz hacia la pared.

philips ambilight

Evidentemente al ser de Philips hay muchas opciones dentro, como para que siga el sonido u otros parámetros que son más escandalosos o que simplemente puedes dejar estático en algún color o combinación cromática de alguna bandera (ideal para el fútbol).

Además de lo lógico, que es llamativo y bastante inmersivo, sobretodo en películas de acción, el factor que más me sorprendió de esta característica tiene que ver con bienestar visual, y es que me gusta ver TV con todo lo demás apagado, pero indudablemente ese es un ejercicio que te encandila. Al tener estas luces contextuales que iluminan la pared y por consecuencia un poco la habitación, la fatiga es mucho menor. Ahora, si no te gusta para nada, se puede apagar y tiene otras cosas con las que defenderse este aparato.

philips ambilight

Una de ellas es su sistema operativo SAPHI, que es propio de Philips y tiene de dulce y agraz. Lo bueno es que es muy rápido y está bien pensado, porque es simple y no sufre de esperas prolongadas, lo que para el 99% de la gente será más que suficiente. Aplicaciones como Netflix, YouTube y las otras más típicas están. Ahora, no esperes la variedad de Android TV, y es ahí donde extraño algunas cosas que sí puedo instalar en una caja externa… ustedes saben, pero es un detalle.

philips ambilight

La calidad de construcción de la TV es súper sólida y sus pequeños bordes plateados le dan un buen toque de elegancia, pero lo que se lleva el premio es el control remoto, que a pesar de no tener puntero ni micrófono, tiene algo que siempre soñé: un teclado QWERTY en la espalda. Sí, puedes buscar cosas sin necesidad de esa horrible experiencia de escritura que plantean los Smart TV de la actualidad. Necesitamos que todas las marcas copien esto.

El panel es LED y es capaz de reproducir sin problemas contenido en 4K y HDR Plus, aunque esto último se ve un poco diezmado por el brillo, que a pesar de ser suficiente para la gran mayoría, no es como los paneles gama alta. A pesar de todo se ve muy bien para el rango de precio en el que se mueve.

En videojuegos mi sorpresa fue mayúscula al enterarme que su latencia era bajísima (en modo juego, claro está), lo que siempre se agradece y sin duda notaré cuando vuelva a mi vieja TV de cierta marca coreana.

philips ambilight

El sonido es algo blando y falto de definición, pero de buen volumen y relativamente correcto. Para mí este es el mal de la gran mayoría de las TV actuales. Lo bueno es que tiene salida óptica. Por otro lado, tiene solo 3 puertos HDMI, yo suelo requerir más, aunque se ha vuelto un estándar casi ese número.

Por cierto, vale la pena mencionar que este modelo no es compatible con el Bridge Hue, el de las luces inteligentes de la misma marca, hay modelos más gama alta que sí son y que no están en estos mercados aún. No es algo que yo estuviera buscando, honestamente, pero hay gente que pregunta por esto.

En definitiva es una opción bastante novedosa que vale muchísimo la pena considerar, por parte de una marca de la que no habíamos escuchado hace tiempo en este mercado y por estas tierras y que nos da esta agradable sorpresa.