Puertas en andén: La clave tecnológica para reducir accidentes en el Metro que se instalan en sólo cuatro horas

Puertas en andén: La clave tecnológica para reducir accidentes en el Metro que se instalan en sólo cuatro horas

El Metro de Santiago ha probado en las líneas 3 y 6 que los accidentes se pueden evitar al máximo con puertas en andén. Una tecnología rápida y efectiva.

El Metro de Santiago tiene entre principios de 2017 y 2019 una cifra de 54 caídas a las vías por accidentes fortuitos, con una cifra de 20 muertos, un número bastante menor a lo que tenía el servicio de transporte antes de instalar las puertas de andén de las líneas 3 y 6.

La clave está en adopción de dos medidas claves: la automatización y las ya mencionadas puertas de andén, las cuales reducen a 0 el número de fallecimientos por caídas accidentales o intencionales a las vías del Metro, señala Pascal Canicatti, director de proyectos Latam de Faiveley Transport Group, la firma francesa que construyó esta infraestructura en Chile.

De hecho, una de las falsas creencias es que estas nuevas tecnologías aplicadas en las líneas nuevas de Metro no “conversan” con aquella presente en las estaciones 1, 2, 4 y 5, tratándose de estándares completamente distintos. Además, se señala que son muy costosas.

Puertas de andén

El director de Metro, Louis de Grange dijo a los medios en marzo de este año que era difícil incorporar adelantos a las líneas ya existentes. “Implica, por ejemplo, homogeneizar la flota de trenes, que no es tema fácil. También hay un tema de interrumpir la operación de estaciones durante meses".

¿El Metro demoraría mucho en estandarizar la seguridad en todas las líneas?

Pascal Canicatti dice que para cada Metro en el mundo, las puertas de andén son trajes a la medida cuyo diseño tarda meses, pero su instalación se puede llevar a cabo en 4 horas; tiempo requerido para instalar una determinada cantidad de puertas y luego retomar a la noche siguiente, y en donde no se altera la operación del Metro en las mañanas.

Además, “las puertas de anden se adaptan a normativas en cuanto a sismos, presiones, a la configuración exacta del hormigón en cada estación, etc. En Santiago, a nivel de metodología de instalación sí se puede hacer algo parecido a lo de París; mientras que a nivel de diseño se puede proponer algo parecido a lo de las líneas 3 y 6 de Santiago”, dice ejecutivo de Faiveley.

El ejemplo de Barcelona

Una ciudad donde esta tecnología está funcionando y ha reducido el número de accidentes es Barcelona.

La incorporación de puertas de andén en al menos 70% de la red ha disminuido la tasa de caídas a las vías.

Joan Carles Gallego, responsable de Operaciones de Líneas Automáticas de  Transporte Metropolitans de Barcelona (TMB), dice que “las novedades tecnológicas más relevantes y que mejores resultados nos han dado han sido la automatización de la conducción de los trenes, logrando gran flexibilidad (modificación de la oferta, según necesidades en cualquier momento), fiabilidad y regularidad del servicio”.

Al inaugurar las primeras estaciones de la Línea 9 del Metro de Barcelona, TMB realizó encuesta entre sus usuarios para discernir qué era lo más valorado entre: pilotaje automático del tren, puertas de andén, ascensores de alta capacidad automáticos para bajar al andén, CCTV (instalación de cámaras), ticketing integrado, entre otros. Las puertas de andén obtuvieron el mejor resultado: el 91% de los pasajeros las nombraban como la mejor innovación tecnológica, de seguridad y de fácil uso. Asimismo, las líneas automáticas sin conductor obtienen puntuaciones superiores a la media.