Este sorprendente microscopio 3D permite ver células vivas sin causarles ningún daño

Con este microscopio 3D los científicos no tienen necesidad de utilizar químicos para ver las partes internas de las células, causando su muerte prematura.

Hasta ahora un problema ha permanecido dentro de la biología celular. Cada vez que se quiere ver qué sucede dentro de una célula viva, el acto de observación termina causando su destrucción. La razón de esto es que usando un microscopio tradicional se necesita de sustancias químicas especiales. Esto se hace con el fin de colorear partes de la célula y así poder verlas fácilmente. Sin embargo, esto causa un daño letal y la célula termina muriendo prematuramente.

Utilizar células nuevas en cada observación puede ser un proceso tedioso. Afortunadamente puede que pronto este tema quede resuelto. Esto, gracias a científicos del Instituto Federal de Tecnología de Suiza (EPFL). Se trata de una técnica para observar células sin dañarlas.

Estos científicos construyeron un microscopio 3D llamado CX-A. Su principal capacidad es permitir ver la estructura interna de las células (a nivel de los organelos) con una resolución de menos de 200nm. Se le suele comparar con una máquina de resonancia magnética, pues toma imágenes desde todos los ángulos. De esta forma se genera una imagen 3D holográfica de la célula después de que esta sea iluminada por un láser giratorio. Como resultado no se genera daño alguno y se obtienen los datos vitales del estudio.

El microscopio se produjo con un software capaz de convertir estas lecturas en imágenes 3D. Además, muestra con varios colores los componentes clave de la célula.

Esta tecnología permitirá a los científicos estudiar las células a lo largo de su vida útil. Las células se pueden observar durante períodos de horas, días o semanas. Debido a eso, los científicos pueden realizar experimentos mediante la introducción de estímulos y ver cómo reaccionan las células. El usuario selecciona la frecuencia con la que se deben tomar las imágenes y deja que la máquina se ejecute automáticamente durante el tiempo que sea necesario.

Finalmente los investigadores de la EPFL señalaron cómo puede ayudar este desarrollo en la investigación biológica:

Esto podría usarse para la investigación sobre cómo funcionan los procesos biológicos, cómo interactúan los organelos y cómo las mitocondrias forman redes complejas”

Microscopio

.