Linux Mint 20 le seguirá la pista a Canonical y dejará de soportar la arquitectura 32-bit

Linux Mint 20 le seguirá la pista a Canonical y dejará de soportar la arquitectura 32-bit

Otra de las distros más populares de Linux se sube definitivamente al carro de los 64 bits.

El anuncio de Canonical de dejar la arquitectura 32 bit en Ubuntu 19.10 y Ubuntu 20.04 LTS causó revuelo en el mundo de las distribuciones. De hecho Clem Lefebvre, cabeza del proyecto Linux Mint, anunció que desde Linux Mint 20 en adelante ya no existirá soporte para la arquitectura.

Cabe recordar que Linux Mint 20 estará basado en Ubuntu 20.04 LTS. Consecuentemente, la decisión de Canonical puede ser paso definitivo para avanzar desde el ya aletargado x86 de 32 bits.

Anuncian que usuarios podrán seguir ejecutando aplicaciones antiguas en versiones modernas de Ubuntu Linux

Hace solo una semana que Linux anunció que finalizaría el soporte de aplicaciones de 32 bits, pero ahora las cosas han cambiado un poco en el sistema.

En un post anunciando el cambio, Lefebvre asegura que la mayoría de usuarios está contento con la decisión de dejar los 32 bits atrás.

La decisión hace mucho sentido desde la perspectiva temporal. Los procesadores de 64 bits están disponibles en el mercado desde el año 2003, y la gran mayoría de equipos a la venta hoy en día están listos para sistemas operativos de 64 bits.

Por lo demás, uno de los problemas más discutidos fue el requerimiento de packages de 32 bits para Steam. El mismo creador de Linux Mint aseguró que la misma solución planteada por Canonical al problema también estará presente.

Sin embargo, se especula que el sistema operativo podría tener problemas con Snap como dependencia. La solución a esto sería producir una solución para no instalar Snap, de parte del propio equipo de la distribución.

Linux Mint 20 le seguirá la pista a Canonical y dejará de soportar la arquitectura 32-bit

Linux Mint en equipos más antiguos

Si eres usuario de Linux Mint con un equipo que no soporta la arquitectura de 64 bits, no hay problema. Es posible quedarse en Linux Mint 19, 19.1, 19.2, o 19.3 hasta que acabe su vida útil, en 2023.

En la eventualidad que quieras seguir usando tu hardware más allá de esa fecha, deberías considerar cambiar de distro.