Flyboard fracasa y la patineta voladora cae al agua al intentar cruzar Canal de la Mancha

Flyboard fracasa y la patineta voladora cae al agua al intentar cruzar Canal de la Mancha

El problema de la Flyboard es que sólo tiene una autonomía de 10 minutos. Y tuvieron que comprobarlo de la peor manera.

La patineta voladora de uso militar Flyboard nos voló la cabeza hace unas semanas cuando la vimos transitando por los cielos de París en el aniversario de la toma de La Bastilla.

En aquel momento nos sentimos en el futuro. Viendo un artefacto propio de una obra de ciencia ficción que ahora era una realidad. Como muestra innegable de la genialidad humana y tecnológica del siglo XXI. Pero ahora ese mismo juguete ha fracasado a lo grande.

Un extenso reporte de CTV News nos relata cómo Franky Zapata, el genio inventor detrás de la Flyboard, intentó lograr una proeza única, al cruzar el Canal de la Mancha en su patineta voladora. Pero nada salió bien.

El problema siempre fue la autonomía de vuelo de la tabla. Su tiempo máximo activo siempre ha sido de 10 minutos. De modo que al plantearse cruzar el canal en un tramo de 36 kilómetros surgió una necesidad obvia: recargar combustible a medio vuelo.

Zapata partió de la localidad de Sangatte, en el Paso de Calais, al norte de Francia, y tenía previsto aterrizar en la playa de Dover, sureste del Reino Unido.

La idea era que a la mitad del trayecto de 20 minutos hiciera una parada express para recargar el combustible de su Flyboard sobre una embarcación instalada en el canal.

Pero algo salió mal en el cálculo de la autonomía de la patineta que puede puede volar a 190 kilómetros por hora. Así que Franky se quedó sin combustible justo antes de llegar al barco, cayendo al agua.

No falleció, ni sucedió nada grave. En resumen, pudo haber sido peor.