¿Cómo es la vida diaria de un jugador profesional? Esto fue lo que nos contaron los miembros del equipo Vault Esports

Tuvimos la oportunidad de hablar con "Jujo", "UnicornG", "Gwiwis" y otros allegados al equipo sobre cómo es la vida de alguien que se dedica a los esports.

Desde hace algunos años los esports o deportes electrónicos se han mostrado como una tendencia que aglomera una gran cantidad de personas en torno al escenario competitivo de los videojuegos. Siendo así, se trata de toda una compleja industria que ha replicado muchas de las costumbres de los deportes tradicionales. Estamos hablando de patrocinios, fichaje de jugadores, mercadeo, organización de eventos masivos, etc. Particularmente uno de los juegos que más ha tenido éxito en esta área es League of Legends, cuyas ligas competitivas recorren todo el mundo.

¿Pero cómo es dedicar gran parte del tiempo a tratar de ser el mejor en un videojuego? Seamos francos: para la mayoría de personas esto es una completa pérdida de tiempo. Sin embargo, para quien se dedica de lleno resulta ser un oficio apasionante pero con muchos retos. Teniendo eso en cuenta, buscamos a los jugadores de un equipo profesional para que nos contaran lo que significa para ellos dedicarse a los esports. Así, hablamos con el equipo colombiano Vault, que hace parte de la Golden League (Liga local de League of Legends).

La conversación tocó varios puntos interesantes sobre esta forma de vida. Por ejemplo, casi ningún jugador se imaginaba años atrás que iba a terminar recurriendo a los videojuegos como una profesión. Así lo admitió Juan José "Jujo" Rodríguez:

Yo jugaba League of Legends con mis amigos por diversión. Un día decidimos ir a ver una final de apertura como para hacer algo en grupo. Cuando vimos la competencia nos dimos cuenta de que nosotros teníamos el suficiente nivel como para estar sentados allá. Fue en ese momento cuando comencé mi recorrido en torno al juego competitivo (…) Eso sí, al principio a mi familia no le gustaba porque creía que descuidaba mis responsabilidades. Con el tiempo se dieron cuenta con la magnitud de todo esto y ahora me apoyan al 100%".

A pesar de la opinión de la gente que es ajena a este mundo, los jugadores profesionales del equipo tienen claro que esto es lo que les gusta hacer. De hecho, todos sus miembros coincidieron en afirmar que lo que hacen es un deporte de verdad. Más allá de los propósitos económicos que tengan, ellos lograron expresar su gusto por el reconocimiento del público. De hecho, 'Jujo' también describió cómo se sentía el ganar en una partida importante:

Uno de los mejores recuerdos que tengo es de la primera final de la liga colombiana. Fue una grata experiencia ver a toda la gente emocionada aplaudiéndonos por ser campeones. No hay nada como celebrar en una final presencial con tanta gente que quiere tomarse fotos con uno como si uno fuera una estrella (risas)".

Llega a Colombia la primera liga profesional de Esports, la Golden League

La Golden League será la primera liga profesional de Esports de Colombia, estará enfocada en League of Legends e iniciará el 21 de enero.

Una jornada laboral muy atareada

Pero ser un un jugador profesional va más allá de solo ser bueno y disfrutar de poder competir. Debido a la alta dificultad que implica jugar en estas ligas y la necesidad de conseguir resultados, la disciplina se convierte en un aspecto fundamental del oficio. Por eso, en un día de trabajo es normal tratar de mejorar el desempeño tanto individual como del equipo. Esto nos lo explicó el manager general del equipo, Diego Lizcano, mejor conocido como 'Kyogre':

Nosotros podemos llegar a entrenar hasta 16 horas al día. Los jugadores comienzan desde las 8 o 10 de la mañana en sus entrenamientos individuales con acompañamiento del staff técnico. Entre estos se encuentran entrenadores individuales, estratégicos y estadísticos".

Kyogre cuenta que los jugadores se toman turnos a lo largo de la mañana para recibir retroalimentación de cada uno de los entrenadores. Después, en la tarde se pueden poner a ver videos de partidas anteriores para anotar tanto errores como aciertos que se están cometiendo. Hecho esto, realizan 'Scrims', juegos de práctica contra otros equipos profesionales. Este duro ritmo se mantiene hasta las 11 p.m. de toda la semana. Eso sí, a pesar de eso, se suele dar un día libre entre semana para liberar un poco la carga.

Contrario a lo que se podría creer, Vault Esports no replica el modelo de Gaming House, que es bien conocido en la industria. Es decir, que todo el equipo viva bajo un mismo techo. Ante esto, Kyogre explica que en un lugar así es más probable que haya problemas de convivencia y las costumbres que pueda tener cada jugador. Siendo así, se optó por una oficina que les permitiera diferenciar la vida laboral de la personal. Entre otras cosas, este sitio ayuda a funcionar como corporación al facilitar reuniones con clientes y así mismo tener ciertas exigencias con sus empleados.

¿Cómo es la vida diaria de un jugador profesional? Esto fue lo que nos contaron los miembros del equipo Vault Esports