Amazon puede ser responsabilizado por productos defectuosos de terceros, según la justicia

Amazon puede ser responsabilizado por productos defectuosos de terceros, según la justicia

Una demanda interpuesta el 2016 sería clave para hacer responsable a Amazon por productos que no son suyos.

Tras un icónico juicio en el estado de Philadelphia, una corte federal falló en contra de Amazon en un caso que podría exponer a la empresa a demandas de sus usuarios. Dichas demandas harían responsable al retail online de cualquier producto defectuoso que se venda en su plataforma.

En el pasado, muchas cortes -además de dos apelaciones federales- han tratado sin éxito de hacer responsable a la empresa de Jeff Bezos. Sin embargo, ésta parece ser la primera que apunta en la dirección opuesta.

El caso que detonó la decisión le corresponde a Heather Oberdorf, que demandó a Amazon el 2016. El motivo fue accidental: una correa para perros que adquirió a través del sitio la dejó ciega de un ojo al romperse. La empresa proveedora, The Furry Gang, desapareció de Amazon ese mismo año, por lo que nadie pudo hacerse responsable del perjuicio causado.

La jueza Jane Richards Roth, que tomó la decisión en el juicio, dijo que Amazon bien puede ser responsable. "El modelo de negocio de Amazon permite que terceros se oculten ante el comprador, dejando a los clientes con daños por culpa de productos defectuosos y sin posibilidad de reclamo a los vendedores originales", dijo.

Amazon puede ser responsabilizado por productos defectuosos de terceros, según la justicia

Quién tiene la culpa

La responsabilidad por productos defectuosos es generalmente gobernada por leyes estatales, y la decisión del juicio se basa en las leyes de Pensilvania, el lugar desde donde procede la víctima del perjuicio.

Por su parte, a Amazon le conviene no tener responsabilidad al respecto. En el primer cuarto del año, la compañía de Jeff Bezos reportó 11 mil millones de dólares en ganancias por servicios de venta a terceros. Asimismo, más de la mitad de los productos que se venden en Amazon son de otras empresas, según la base de datos Statista.

Si la decisión federal llega a ser un antecedente potente, es muy probable que próximos juicios terminen de la misma manera.