Según estudio, bañarse con agua caliente antes de dormir mejora la calidad del sueño

Según estudio, bañarse con agua caliente antes de dormir mejora la calidad del sueño

Los expertos estudiaron los ritmos circadianos del ser humano, y determinaron que una mayor temperatura del agua ayuda a dormirse más rápido y mejor.

Dicen que no hay nada que ayude más para dormir plácidamente que tomarse una ducha poco antes de ir a la cama. Sin embargo, un grupo de ingenieros biomédicos de la Universidad de Texas se preguntaron qué tan cierto era esto. Además, en dado caso de que fuera así, también se preguntaron bajo qué condiciones el agua serviría para tener un buen descanso.

En su documento publicado en Sleep Medicine Reviews explican cómo comprobaron esta hipótesis. Lo que hicieron fue tomar la increíble suma de 5.322 estudios anteriores que tenían que ver con el tema.

Esto lo hicieron teniendo en cuenta que la mayoría tenía que ver con los efectos del agua caliente en el cuerpo. De los datos que rescataron, tomaron ciertas variables que tenían que ver con el sueño. Por ejemplo, latencia de inicio del sueño (el tiempo que se tarda en realizar la transición de la vigilia total al sueño); tiempo total de sueño; eficiencia del sueño (cantidad de tiempo que pasamos dormidos en relación con la cantidad total de tiempo que pasamos en la cama destinado a dormir; y la calidad subjetiva del sueño.

brucemarspexels0-240322b8c8ad5d7c16aa328295aa6704.jpg

Las condiciones ideales

Analizando las variables de sueño, dieron con una conclusión: bañarse antes de dormir sí afecta la calidad del sueño.

Pero no solo determinaron eso, sino las condiciones óptimas para que el cuerpo respondiera de mejor forma. Así, señalaron que la temperatura de agua ideal es de entre 40 y 42 grados Celcius.

Por otro lado, también dijeron que lo mejor era tomar el baño una o dos horas antes de dormir. Dadas estas condiciones, el tiempo en el que se inicia el sueño se reduce hasta unos 10 minutos.

La explicación que le dieron se basa en los ritmos circadianos de nuestro cuerpo. Básicamente, se trata de los cambios fisiológicos que experimentamos como seres vivos a lo largo del día. Esto lo mencionan porque en las primeras horas de la noche el cuerpo suele tener un grado Celcius más que cuando es hora de dormir. Una hora antes de esto, el cuerpo pierde entre 0,25 y 0,5 ºC y baja al mínimo durante el sueño.

Con esto, tomar una ducha hora y media antes ayuda a dormirse rápidamente. El agua caliente estimula el sistema termorregulador, causando una mayor circulación de sangre a manos y pies. Esto provoca una eliminación del calor corporal más rápida durante la noche.

Ducha