Británicos quieren cambiar estatua de Winston Churchill por un Evangelion

Británicos quieren cambiar estatua de Winston Churchill por un Evangelion

Gracias Brexit.

Gran Bretaña lleva tres años en una espiral bastante divertida en lo social y político. Para ponerle una guinda a la torta del Brexit y el deterioro social, un grupo de británicos quiere reemplazar la estatua de Winston Churchill de Parliament Square con un Evangelion, mecha de la recientemente agregada a Netflix Neon Genesis Evangelion.

Por si se quedaban dormidos en la clase de Historia: Winston Churchill fue el Primer Ministro del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial. Si bien se le recuerda por haber contenido el avance fascista de Hitler, muchos ciudadanos también reconocen su mentalidad imperialista. Esto tuvo consecuencias como la hambruna de Bengala, donde falleció un millón y medio de personas.

La inusual petición apareció hace un par de días en el sitio Change.org, creada por el periodista Hussein Kesvani. En la página, está escrito:

Miren, lo único que digo es que ningún Evangelion causó nunca una hambruna o se llevó el crédito del trabajo de alguien más.

Aparte, los Evangelions son muy cool, con una figura bastante más aspiracional que Winston Churchill.

En una Gran Bretaña post-Brexit, donde nos aventuramos a nuevas costas como una nación independiente, necesitamos nuevos héroes. Necesitamos meternos dentro del maldito robot.

El propio periodista prometió agregarle una flor de amapola al Eva en caso que se levante, a modo de recordar de alguna forma el pasado. Como dato anexo, en Inglaterra la gente usa amapolas en una fecha especial para recordar a los soldados muertos en ambas Guerras Mundiales.

Absolutamente improbable

Como bien sabemos, es muy poco probable que la petición se haga realidad. Eso no significa que Netflix -que está muy enganchado con Neon Genesis Evangelion- no pueda hacer algo al respecto. Quizá sea buena idea instalar un Evangelion en el Parque St. James, al lado de Parliament Square.

Tampoco es mala idea cambiar el Big Ben por un EVA-01. ¿Quién necesita un reloj gigante a estas alturas, si todos ven la hora en su teléfono?