La duda del millón: ¿Por qué Uber no te empareja con los conductores más cercanos a tu ubicación?

La duda del millón: ¿Por qué Uber no te empareja con los conductores más cercanos a tu ubicación?

Clásico que al abrir la aplicación ves que hay más de un Uber cerca de ti; pero cuando la app te consigue un viaje, es con un conductor mucho más lejano.

La gran mayoría de las decisiones que toma la aplicación de Uber están dirigidas por un algoritmo; incluso los conductores con los que te empareja. De hecho, esto depende de un cálculo complejo de tu ubicación, la de los choferes y la de los demás usuarios que están solicitando un viaje en tu zona.

En qué se basa Uber para asignarte un chofer

Cuando abres la aplicación, usualmente aparece un tiempo aproximado en el que algún conductor podría llegar a tu ubicación. Sin embargo, no es nada raro que al momento de emparejarte, termines con uno mucho más lejano. ¿Por qué sucede esto? Hay una explicación lógica.

La app de transporte ama (o algo así) a todos sus usuarios por igual; así que no tiene preferencia por ninguno. Los viajes se deciden con base en un algoritmo que analiza lo siguiente:

Ejemplo, si tú pides un Uber al mismo tiempo que alguien en el mismo barrio (que seguramente sucede); quizá tengas un conductor a dos minutos de distancia, pero si te o asignan a ti, la otra persona terminaría con un conductor que está a 15 minutos.

Entonces, lo que hace la aplicación es que asigna el conductor que está a dos minutos de ti a la otra persona (si le conviene más); por lo que esta solo tendría que esperar 4 minutos. En ese caso, a ti te emparejará con un conductor que está también a 4 minutos de tu ubicación.

Así todos ganan (a menos de que tengas demasiada prisa). Como ves, todo tiene un porqué en la vida, especialmente las decisiones que toman los sabios (!) algoritmos.