Crean en Grecia la RAM más rápida del mundo con tecnología óptica

Crean en Grecia la RAM más rápida del mundo con tecnología óptica

Los desarrolladores de Aristotle University of Thessaloniki crearon una RAM óptica capaz de doblar la velocidad que se había logrado hasta ahora.

Todos sabemos que la tecnología ha avanzado de manera significativa en las últimas décadas. Sin embargo, lo que a veces no tenemos en cuenta es que no toda progresa al mismo ritmo. Este es el caso de los procesadores y las memorias RAM.

Desde los primeros procesadores que fueron construidos hace casi 50 años, estos tuvieron un desarrollo significativo. Tan solo es ver el Intel 4004 que fue lanzado en 1971, cuya velocidad era de 740MHz. Dichos números son irrisorios si los comparamos con la facilidad en la que se alcanzan 2GHz en varios núcleos actualmente.

No obstante, en el caso de las Random Access Memory (RAM) esto es completamente distinto. La razón es que se calcula que desde 1980 la velocidad de las RAM que salen al mercado solo aumenta un 7% de forma anual. En cambio, los procesadores han aumentado anualmente su velocidad en un 52%.

Esto representa una brecha de desempeño que termina desperdiciando muchísimo potencial. Esto es descrito bajo el concepto de la "Barrera de memoria", pues el procesador debe esperar casi siempre a que la memoria responda y esta se ve impedida de corresponderle adecuadamente al no tener suficiente velocidad.

Es por eso que desde 2009 un equipo de investigadores de University of Thessaloniki han estado tratando de resolver el problema de la barrera de memoria al tratar de aumentar las velocidades. Parece que 10 años de trabajo han dado frutos, pues acaban de crear un chip que rompe los límites había hasta ahora. Sus resultados fueron publicados en Osha Publishing.

Crean en Grecia la RAM más rápida del mundo con tecnología óptica

Rompiendo la barrera

Hasta hora hemos utilizado las RAM electrónicas en nuestros computadores. Inclusive las que están a la orden del día, las DDR4, siguen estando en esta categoría. Aun así, las más caras y/o de mejor desempeño solo alcanzan unos 3.200 MHz. Podemos ver que hasta para estas queda complicado alcanzar lo que hacen los procesadores.

Ante esto, existe la solución de las RAM ópticas. Estas básicamente son celdas de memoria que contienen y operan con fotones (es decir, luz). Esta idea ha sido muy popular en los últimos años debido al bajo consumo energético y gran velocidad que promete. Sin embargo, hasta ahora solo había podido llegar a 5 GHz, lo que no la ponía tan arriba en comparación a sus contrapartes tradicionales.

Pero este grupo fue capaz de doblar esta cantidad. Así, crearon una RAM cuya velocidad de lectura y escritura se situó en los 10 GB/S. Con esto, se convierte en la memoria más rápida del mundo.

Crean en Grecia la RAM más rápida del mundo con tecnología óptica