La policía dejó que una mujer le siguiera dando cloro a su hija tras mostrarles videos sobre MMS

La policía dejó que una mujer le siguiera dando cloro a su hija tras mostrarles videos sobre MMS

La madre estadounidense incluso presentó una autorización médica como prueba de que se trataba de una cura auténtica.

Desde hace años circula en Internet una supuesta solución milagrosa que puede curar diversas enfermedades y trastornos, desde lo más sencillo hasta lo más grave, como acné, resfriado, diabetes, malaria, sida, hepatitis, cáncer e incluso autismo.

Esta presunta cura, que por supuesto es falsa y hasta peligrosa, es conocida como Suplemento Mineral Milagroso (SMM por sus siglas en inglés) y consiste en una solución acuosa de 28% de clorito de sodio que es similar a la lejía industrial.

Aunque sus promotores que aparecen en videos en YouTube y en Facebook aseguran que en ciertas dosis es capaz de curar toda clase de males, lo cierto es que es un producto tóxico que puede causar graves daños a la salud, tal como lo han advertido diversas autoridades de salud en el mundo.

Un polémico y peligroso caso surgió en Estados Unidos

Dicho esto, tenemos que ha surgido un polémico caso en Kansas, Estados Unidos, donde una mujer llamada Laurel Austin logró convencer a la policía de que usar el SMM en sus hijos no era peligroso (vía Gizmodo).

La mujer que ha promovido este peligroso "tratamiento" a través de YouTube tiene cuatro hijos que padecen de autismo, por lo que les ha administrado dosis regulares de dióxido de cloro a dos de ellos. Debido a esta situación, el padre de los jóvenes intentó prevenir que ocurriera un peligro mayor y decidió reportarla a las autoridades.

Pero el problema llegó cuando la policía de Lenexa y los servicios de protección de adultos de Kansas investigaron el asunto y decidieron no hacer nada y seguir permitiendo que la mujer le diera cloro a sus hijos.

Ante "las pruebas", la policía decidió darle luz verde

De acuerdo al reporte, las autoridades decidieron no intervenir debido a que Laurel Austin les comentó que estaba siguiendo el método de Kerri Rivera, una de las promotoras más famosas del MMS que por supuesto no es profesional en medicina, además de mostrarles documentos en línea sobre los supuestos beneficios del dióxido de cloro que venían de sitios que aseguran que las vacunas causan autismo.

Lo más grave del asunto fue que la mujer también les presentó documentos que indican los suplementos recetados para uno de sus hijos, incluyendo 16 dosis de dióxido de cloro al día, que estaban firmados y sellados por un médico de la Clínica de Medicina Familiar MedWest de la Universidad de Kansas.

Por estos motivos la policía decidió darle luz verde y permitir que siguiera con el método, a pesar de la negativa del padre y del sentido común.