Nave espacial de la NASA logra acercarse a solo 600 metros de un asteroide

Nave espacial de la NASA logra acercarse a solo 600 metros de un asteroide

La sonda OSIRIS-REx de la NASA ha llegado a una distancia mínima del asteroide Bennu y está estudiando en detalle su superficie hace algún tiempo.

La nave de la NASA conocida como OSIRIS-REx acaba de lograr sacar una de las fotografías más cercanas del asteroide Bennu, una roca que se encuentra cercano a la órbita de la Tierra y que la sonda se encuentra realizando estudios en él desde el año pasado.

En la fotografía que logró captar la nave se puede observar la superficie bastante rocosa de Bennu, además de otros detalles importantes que se encuentran en él, los cuales la Agencia Espacial se encuentra acumulando para luego poder estudiarlos en detalle.

Recordemos que este vehículo espacial logró hacer contacto por primera vez con el asteroide en pasado 31 de diciembre del 2018, fecha desde la cual se ha encontrado volando a diferentes distancias de la roca, acercándose y alejándose según los requerimientos de los científicos a cargo de la investigación.

Nave espacial de la NASA logra acercarse a solo 600 metros de un asteroide

NASA y la investigación de Bennu

La imagen enviada por OSIRIS-REx fue tomada el pasado 13 de junio, justo después que la nave lograra acercarse a una de las distancias más cortas del asteroide, solo 600 metros entre ella y la superficie de esta gigantesca roca espacial.

En el detalle se puede observar ciertos detalles, como por ejemplo una superficie que en su mayoría tiene una formación rocosa además de otra gigantesca piedra ubicada en el sector sur de la imagen. Recordemos que la NASA se encuentra realizando estudios en este asteroide ya que en su interior este contiene muchos elementos que fueron claves en la formación del sistema solar y el Universo.

Nave espacial de la NASA logra acercarse a solo 600 metros de un asteroide

Se supone que en algún momento la NASA espera que OSIRIS aterrice sobre Bennu, pero por ahora esto no va a ser posible debido principalmente a la gran cantidad de rocas que existen en la superficie las cuales pueden dañar la nave en caso que se cometa algún error.

Es por esto que por ahora la nave seguirá orbitando cada vez más cerca del asteroide, estudiando y analizando su superficie además de las diferentes muestras que ha logrado obtener con diversos lanzamientos de instrumentos a Bennu los cuales han logrado recolectar rocas de su superficie.