Cientos de autos terminaron atascados en lodo por seguir ciegamente ruta de Google Maps

Cientos de autos terminaron atascados en lodo por seguir ciegamente ruta de Google Maps

Google Maps siempre tiene la razón... ¿o no? Parece que estas personas se cuestionarán más a menudo hasta dónde obedecer a las máquinas.

No, no estamos hablando de un capítulo de The Office. Esto pasó realmente y es un claro ejemplo de que a veces debemos fijarnos mejor hacia dónde nos llevan las máquinas. Sí, Maps usualmente tiene razón, pero si te lleva por un camino enlodado, ¿entrarías a él? Más de cien personas sí lo hicieron.

Google Maps y el atasque en el lodo

Esta historia tuvo lugar en una carretera que da hacia el aeropuerto internacional de Denver, Colorado, en Estados Unidos. El problema comenzó cuando un accidente en la carretera principal hacia el aeropuerto creó un embotellamiento masivo.

Ante esto, Maps "tomó las riendas". La aplicación comenzó a dar una ruta alterna a los conductores para que evitaran al tráfico; y obviamente, sonaba demasiado lindo como para ser verdad… o como para no seguirla.

Así, los conductores se dirigieron a un camino de tierra que, gracias a las recientes lluvias, ahora era una piscina de lodo fangoso. ¿Qué pasó después? Los autos siguieron el camino y eventualmente quedaron atascados en el fango.

Cientos de autos terminaron atascados en lodo por seguir ciegamente ruta de Google Maps

Fotografía: CNN

Google habló al respecto en un comunicado  y aseguró que no tenían idea de que la carretera era privada; pues no estaba marcada como tal.

"Tomamos en cuenta muchos factores al determinar las rutas de conducción; incluido el tamaño de la carretera y lo directo de la ruta" (…) Si bien siempre trabajamos para proporcionar las mejores direcciones, pueden surgir problemas debido a circunstancias imprevistas como el clima. Alentamos a todos los conductores a que sigan las leyes locales, permanezcan atentos y utilicen su mejor juicio mientras conduce

Y así concluimos con una historia más de Black Mirror. O no.