Final de Game of Thrones es arreglado por un fan en 30 segundos

Un simple efecto visual hizo que este final fuera realmente bueno. Mejor que el original.

El final de Game of Thrones es algo que tiene a todos desconcertados aún. Han pasado semanas enteras desde la emisión del último episodio y los fans aún intentan comprender cómo fue que llegamos a esto.

La conmoción ha sido tal que hasta el propio Jon Snow terminó en el hospital. Mientras el resto de los seguidores tuvo que ser testigo de cómo otras series menos complejas, como The Big Bang Theory, tenían finales más consistentes.

El final de The Big Bang Theory fue mejor que el de Game of Thrones [FW Opinión]

CON SPOILERS IRRELEVANTES: The Big Bang Theory termina un recorrido de 12 temporadas y de alguna manera lograron algo más complaciente que HBO.

Son conocidas de sobra las historias de peticiones en línea; donde se solicita a la gente de HBO que deseche lo que presentaron y vuelvan a armar la temporada final. Pero ahora sí bien narrada.

Sin embargo, un fan decidió ir un paso más allá, arreglando por completo el final de Game of Thrones con una simple edición que termina conectando todos los cabos sueltos.

El canal de YouTube, Hippokrátēs Ἡρακλείδης, publicó la curiosa secuencia de apenas 30 segundos. En donde toman una escena casi boba del final último episodio y se usa para conectar una teoría desechada sobre la serie.

Game of Thrones: Bran se queda con el trono según las casas de apuestas

Ahí vemos cómo Jon Snow habla con Bran, quien en un instante revela que tiene los ojos azules. Montando de inmediato una secuencia de flashbacks que logra el mejor final posible para Game of Thrones.

Ahí vemos cómo Bran en realidad todo el tiempo estuvo controlando todo para convertirse en el nuevo monarca. Cada que hacía uno de sus viajes con ojos en blanco era para tomar posesión de otro cuerpo, incluido el de Danny, y hacer algo que lo encaminaba a quedarse con todo el poder.

Suena absurdo, pero viendo la ejecución del video queda claro que era la mejor alternativa. Y los escritores la dejaron pasar. O ni siquiera la vieron.