Dron revela estado catastrófico de ecosistemas dañados por el castor en Chile

Un sobrevuelo mostró la verdadera magnitud de los daños que provoca el castor y sus construcciones en el sur de Chile. El río Marazzi el más crítico.

El castor es una especie invasora que hace rato se transformó en un dolor de cabeza para las autoridades chilenas, sobre todo porque la construcción de sus madrigueras y casas está arrasando con el ecosistema del sector patagónico.

En el marco del Proyecto GEF Castor, la ONG Wildlife Conservation Society (WCS) se encuentra trabajando en el control del mamífero en la cuenca del Río Marazzi y Parque Karukinka, con el objetivo de generar modelos de gestión efectiva y eficiente de este animal.

Sobrevuelo de dron para ver los peligros del castor

En febrero y mayo de este 2019, el equipo del proyecto visitó la zona para observar en terreno el estado de los sitios pilotos, después de las primeras campañas.

“Quisimos probar la posibilidad de monitorear desde la altura, usando nuevas tecnologías como las cámaras drone, ya que el sistema de información, monitoreo y alerta temprana que estamos desarrollando, implica el uso de tecnologías que permitan colaborar en futuras planificaciones de campañas”, cuenta Felipe Guerra, coordinador del Proyecto GEF Castor.

El objetivo del sobrevuelo era tener una mayor extensión visual y observar el impacto, además de una posible recuperación ambiental. “De manera preliminar con las cámaras drone pudimos ver una mayor extensión de territorio y del trabajo de WCS en el lugar, en un menor tiempo. Sin embargo, sigue siendo impactante el daño causado por el castor en los bosques de Tierra del Fuego, en donde se observan claramente extensas zonas de bosques muertos, diques y madrigueras de castor”, cuenta Jonathan Lara, asistente técnico del Proyecto GEF Castor.

Según lo señalado por el equipo, tras el retiro de castores de la zona, el agua ha ido tomando su curso natural, aunque todavía quedan sectores con acumulación de agua producto de las construcciones de la especie exótica invasora. “Pero eso naturalmente debería retomar su curso, eso es una de las cosas que se tiene que probar”, señala Jonathan Lara.

Impacto desde las alturas

Desde las alturas, se tomaron imágenes que al ser analizadas podrán informar sobre las castoreras activas y aquellas que no han sido reparadas, y sobre esa base se definirá cómo distribuir al personal, la cantidad de trampas y los días que se necesitarán los trabajos siguientes. De esta forma, las cámaras drone se podrían posicionar como una herramienta válida en el control y monitoreo del castor, según indica Felipe Guerra: “Nosotros esperamos que efectivamente pueda ayudar a la planificación y logística de las futuras campañas”.

El Proyecto GEF castor es es ejecutado por el Ministerio del Medio Ambiente a través de la Seremi de Magallanes e implementado por el Global Environment Facility (GEF) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Sus socios principales son el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la ONG Wildlife Conservation Society (WCS).

De todas formas la ONG pide el apoyo de los diversos actores territoriales, como pescadores, operadores turísticos y el sector ganadero, es fundamental para el monitoreo de la dispersión del castor en la región, así como la colaboración e integración de la ciudadanía.