Científicos encuentran restos fósiles de un ave de 3 metros y casi media tonelada de peso

Científicos encuentran restos fósiles de un ave de 3 metros y casi media tonelada de peso

Esta especie de ave era tan grande que hacía que una actual Avestruz se viera como un pequeño gorrión al lado de ella si las comparáramos.

Un grupo de paleontólogos y científicos han descubiertos los restos del ave más grande que se tenga que haya existido sobre la Tierra, la cual hacía que un avestruz se viera bastante pequeña si las comparamos en tamaño.

El hallazgo se registró en una cueva ubicada en la Península de Crimea, ubicada al sur de Europa y los expertos estiman que esa especie de ave habitó el planeta junto a los primeros humanos que existieron por aquellos lugares.

Esta llamativa especie de ave existió hace unos 2 millones de años y pertenece a la especie denominada como Pachystruthio Dmanisensis, la cual poseía características bastante especiales que la diferenciaban de otras especies existentes por aquellos años.

Científicos encuentran restos fósiles de un ave de 3 metros y casi media tonelada de peso

Características del Ave

Esta especie de ave gigante tenía un aproximado de entre 3,5 y 4 metros de altura y podía llegar a pesar incluso hasta 450 kilos, cantidad que la convierte en la especie de este animal vertebrado de sangre caliente más grande que jamás haya existido.

Según palabras de Nikita Zelenox, autora principal de la reciente investigación"Este formidable peso es casi el doble de la moa, tres veces el ave viva más grande en la actualidad, el avestruz común, y casi similar al de un Oso polar en su etapa adulta".

Científicos encuentran restos fósiles de un ave de 3 metros y casi media tonelada de peso

El equipo en una primera instancia logró descubrir el fémur de la nueva ave, dándose cuenta inmediatamente que este era bastante más largo y delgado que el de las aves elefantes, siendo más similar a la forma que tiene una avestruz, llamando la atención de los expertos ya que estos restos suelen encontrarse en el Hemisferio Sur más que en Europa.

Finalmente, gracias a este hallazgo los expertos ahora pueden estimar con nuevos datos de comprobación que este tipo de aves estaba bastante más extendidas alrededor del mundo de lo que se pensaba, ya que ahora afirman que este pájaro gigante habitó las zonas del Cáucaso meridional y gran parte del territorio de la actual Turquía siendo un importante alimento para los primeros humanos en la zona.