La OMS revela que las serpientes causan más de 100 mil muertes y 400 mil casos de discapacidad al año

La OMS revela que las serpientes causan más de 100 mil muertes y 400 mil casos de discapacidad al año

El organismo tiene una estrategia para reducir significativamente el número de víctimas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha revelado que las mordeduras de serpientes causan cada año 400.000 casos de discapacidad y entre 81.000 y 138.000 muertes en el mundo (vía NoticierosTelevisa).

Por este motivo el organismo anunció el lanzamiento de una nueva estrategia que busca reducir a la mitad el número de víctimas hasta 2030, señalando que los detalles específicos se darán a conocer durante la Asamblea Mundial de la Salud que se celebrará del 20 al 28 de mayo en Ginebra.

Millones de casos de envenenamiento

Se menciona que de 5.4 millones de mordeduras de serpientes que se producen al año, 2.7 millones resultan en casos de envenenamiento, particularmente en regiones de África, Asia y América Latina.

Las mordeduras de las serpientes venenosas pueden provocar parálisis severas en el sistema respiratorio, trastornos de sangrado que podrían provocar hemorragias mortales, insuficiencia renal irreversible y destrucción local de tejidos que puede ocasionar discapacidad permanente o amputación de extremidades.

El único tratamiento eficaz para controlar o revertir los efectos de una mordedura es el uso de antídotos de alta calidad, por lo que son clave para prevenir muertes y consecuencias graves.

Video de serpiente asesinando a su entrenador se vuelve viral, aunque sigue siendo un misterio

¿Qué se debe hacer en caso de una mordedura de serpiente?

Si se sufre la mordedura de una serpiente, se recomienda restringir el movimiento y mantener la zona afectada por debajo del nivel del corazón para reducir el flujo del veneno.

Luego se debe retirar cualquier objeto constrictivo y revisar con atención la zona de la mordedura, ya que si comienza a hincharse y a cambiar de color es probable que la serpiente sea venenosa.

Si es posible se sugiere revisar signos vitales y conseguir ayuda médica de inmediato, y se menciona que se debe evitar aplicar hielo, cortar la zona y mucho menos intentar succionar el veneno con la boca.