Review de Katana Zero en Nintendo Switch: un buen juego para pasar el rato [FW Labs]

Review de Katana Zero en Nintendo Switch: un buen juego para pasar el rato [FW Labs]

Askiisoft nos entrega un videojuego bastante entretenido para matar el tiempo, con una historia interesante y bastante sangre para nuestra Nintendo Switch, PC o Mac.

Katana Zero es uno de esos videojuegos que llegan justo cuando uno no los estaba buscando, pero por algún motivo, se cuelan en tu vida hasta quedarse ahí, instalados en tu Switch, pidiendo que los visites inconscientemente de vez en cuando. No es un juego particularmente entretenido o adictivo, sino que sirve para aquellos momentos en los que no tienes muchas cosas que hacer y quieres matar el tiempo en algo. Lo puedes jugar un fin de semana acostado en tu pieza, camino al trabajo en el metro, o incluso al baño, si es que realmente estás muy aburrido haciendo lo que sea que hagas ahí (me han contado).

Ahora, si bien todo lo anterior puede sonar a “bueno, mejor me salto este juego”, a continuación te voy a explicar por qué no deberías hacerlo.

La trama

katana zero

La trama es parte fundamental de por qué deberías jugar Katana Zero en la plataforma que estimes conveniente —está disponible para Nintendo Switch, PC y MacOS—, y es que la manera en como los desarrolladores decidieron contar esta historia, simplemente te atrapa.

Comienzas el juego manejando a alguien que, en primera instancia, parece gustarle mucho hacer cosplay de ninja, sin embargo, a medida que vas avanzando en esta extraña serie de situaciones, te vas dando cuenta de que las cosas son mucho más oscuras de lo que parecen.

El personaje principal no recuerda absolutamente nada sobre su pasado, y parece ser adicto a una droga llamada Chronos, la cual te permite prever cosas en el futuro, para así llevar a cabo las misiones que tus superiores —que, en primera instancia, no sabemos quiénes son— te asignan. Básicamente, todo el gameplay del juego se basa en que eres invencible, ya que nada de lo que estás jugando pasa realmente: si te matan, partes de nuevo para planear todos tus pasos otra vez; si pasas todo de una sola vez, es eso lo que el ninja hace en “la vida real”, superando de esta manera todos los obstáculos que se interponen en su camino.

Los diálogos

katana zero

Ante la incógnita sobre tu pasado, los diálogos son fundamentales para comprender qué es lo que está ocurriendo en esta historia, sin embargo, hay varias cosas que apuntar en este apartado.

Lo primero es que sí, en gran parte, te ayudan a saber quién eres y por qué estás en el punto en donde estás, pero el desarrollo de la historia también juega con tus nervios, y sobre todo con tu ansiedad. En varias partes, los personajes parecen estar desvariando durante un rato considerablemente largo, mencionando cosas que no sirven en lo absoluto, pero si presionas cualquier botón para acelerar este diálogo, puedes perderte de fragmentos bastante útiles para entender todo lo que está pasando. En otras ocasiones, los textos parecen querer guiarte hacia un punto, pero por más que intentes evitarlo, igual vas a llegar hasta donde el personaje en cuestión quería llevarte, incluso si lo esquivas a propósito.

¿Es esto algo malo? No realmente, pero parece ser que la parte central del juego radica en el guión más que en su jugabilidad, lo cual, para un título en pixel art de estética relativamente noir y en 2D, de repente podría haber sido un poquito mejor desarrollado.

Conclusión

katana zero

¿Es malo? No. ¿Es bueno? Más que “bueno” tipo GOTY, es un juego entretenido. Personalmente, me agrada la dinámica tipo puzzle que Katana Zero tiene en su argumento principal, ya que en ningún momento te suelta de la mano para que encuentres el final que estabas buscando, no obstante, si lo terminas y lo quieres volver a jugar más adelante, es muy probable que pases por varios títulos —y que transcurran meses, o años— antes de que eso ocurra. De todas formas, es un buen juego para pasar el rato y, seguramente, te dará varias horas de entretención liviana cuando más lo necesites.