Mujer encuentra una cámara en la cama de un departamento arrendado en la aplicación Airbnb

Mujer encuentra una cámara en la cama de un departamento arrendado en la aplicación Airbnb

La cámara se encontraba oculta en el departamento y estaba en total funcionamiento según la policía desde el pasado mes de marzo.

Una mujer arrendó un departamento a través de la aplicación  Airbnb y se encontró con la sorpresa de que en la cama del lugar había una cámara oculta, causando su total asombro. 

El inmueble fue alquilada en la ciudad China de Qindao y fue la propia mujer quien presentó su caso ante la prensa local en la cual contó su experiencia.

La afectada, quien contó que es una experta en seguridad informática, señaló a los periodistas que un día notó que en la entrada de la habitación habían instalados sensores de movimiento cosa que llamó inmediatamente su atención.

Mujer encuentra una cámara en la cama de un departamento arrendado en la aplicación Airbnb

Cámara misteriosa

Según declaraciones de la propia afectada "Parecía algo extraño, dado que el apartamento no había sido intervenido para tener un sistema de domótica". Luego de creer sus sospechas, la mujer comenzó a investigar todo el departamento con la intención de encontrar algo sospechoso.

Fue ahí cuando descubrió una luz extraña ubicada al frente de su cama, la cual desmontó inmediatamente y se encontró con la sorpresa de que al interior del agujero estaba el pequeño implemento acompañado de una tarjeta de memoria.

Inmediatamente luego de haber encontrado el particular objeto, llamó a la policía, quienes se encargaron de realizar las investigaciones correspondientes en el lugar.

Mujer encuentra una cámara en la cama de un departamento arrendado en la aplicación Airbnb

A las pocas horas los investigadores identificaron al dueño del inmueble, quien fue detenido de forma inmediata y estará preso durante 20 días mientras dure la investigación de este particular suceso.

Sin embargo, los expertos descubrieron que la cámara estaba instalada en el lugar desde el pasado mes de marzo, generando que el sujeto había estado grabando a sus inquilinos durante más de dos meses perjudicando con esto más su situación judicial.

Finalmente, la compañía realizó una declaración con respecto al suceso señalando que pedían disculpas al cliente afectado y a todas las personas que habían estado siendo grabadas son su consentimiento, asegurando que sacaron inmediatamente el apartamento para poder ser arrendado a través de la app.