Confirman que la Luna se encoge y podría estar produciendo "Lunamotos"

Fallas encontradas en la superficie de la Luna revelan evidencia de los temblores que se estarían produciendo a causa de su reducción de tamaño.

A pesar de que la Luna la vemos durante la mayoría de las noches del mes, puede que no sepamos muchas cosas de ella. Por ejemplo, podemos ignorar que al igual que en nuestro planeta, en su suelo ocurren temblores. Más sorprendente es aún el hecho de que se está encogiendo.

Un grupo de científicos habría demostrado que, contrario a lo que se cree, en el interior de la Luna hay todavía bastante actividad. En el documento publicado en Nature, se tienen en cuenta datos tomados por la NASA hace 50 años. Con esto se demostraría que nuestro satélite tiene mucho más por revelar antes de realizar una misión tripulada.

Los datos fueron tomados de seis sismógrafos instalados en las numerosas misiones Apolo del siglo XX. Concretamente se seleccionaron los de Apolo 11, 12, 14, 15 y 16, realizadas entre 1969 y 1972. Sin embargo, se tienen registros hasta 1977.

En ese tiempo se registraron una gran cantidad de temblores superficiales en la Luna, o "Lunamotos".  Tan solo el Apolo 11 registró 28 movimientos telúricos durante tres semanas que variaban entre 2 a 5 grados en la escala de Richter. Todo esto estaría relacionado con un grupo de grietas ubicadas cerca de las zonas de aterrizaje.

Confirman que la Luna se encoge y podría estar produciendo "Lunamotos"

Llena de grietas

Revisando imágenes tomadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter Camera (LROC), se halló la existencia de unas fallas cercanas a donde ocurrieron los temblores. De hechos, los 28 recién mencionados se dieron todos a una distancia máxima de 30 kilómetros de una de la fallas. Es decir, los temblores estaban directamente relacionados con estas marcas visibles en la Luna.

Teniendo esto en cuenta y realizando simulaciones, los científicos determinaron que la Luna sigue tectónicamente activa. No solo eso, sino que las grietas son producto de la contracción sobre sí misma. Esto quiere decir que nuestro satélite ha estado reduciendo su tamaño con el tiempo.

¿Pero por qué ocurre esto? El estudio también determinó que todo se debe a su relación con la Tierra. Según el equipo, la mayoría de temblores se produjeron cuando la Luna estaba cerca de su apogeo. En otras palabras, se trata del punto más lejano en su órbita con respecto a la Tierra.

Esto quiere decir que nuestra eterna compañera se ha estado encogiendo por las fuerzas de marea. Tanto, que se calcula ha reducido su tamaño en unos 50 metros de diámetro en los últimos cientos de millones de años.

Las 28 fallas son solo una pequeña muestra de al menos las 3.500 que ha captado la LROC. Sin duda tener en cuenta estos estudios será fundamental para la próxima misión tripulada y, ¿por qué no? el establecimiento de una base en la Luna.

Confirman que la Luna se encoge y podría estar produciendo "Lunamotos"