Las estafas más comunes al momento de comprar o vender un celular usado y cómo evitarlas

Las estafas más comunes al momento de comprar o vender un celular usado y cómo evitarlas

Nunca es suficiente precaución.

De seguro conoces a alguien que ha sido víctima o la han tratado de estafar al tratar de comprar un celular usado.

El tema es más común de lo que pensábamos y los sitios de compra y venta online, como también los grupos de Facebook, a pesar de que pueden tener muchas ofertas, otras de frentón son falsas o hechas para quitarte tu dinero bien ganado.

Enumeramos los 5 tipos de estafa más común en la región respecto al tema y las describimos, para que puedas evitar ser víctima de alguno de estos sucios trucos.

El cambiazo

Popular en otros ámbitos también, consistía en que alguien te mostraba un producto, incluso lo probabas y en algún momento, cuando ya te decidías a pagar, el estafador hábilmente cambiaba el producto por otra cosa, por ejemplo un palo o un jabón. Esta práctica se ha extrapolado al mundo virtual y a veces la gente recibe cosas insólitas en vez de lo comprado. Siempre es importante conocer o al menos tener referencias de quién te está vendiendo un producto.

Depósito falso

Popular hace algunos años, nos sorprende que siga pasando y que instituciones bancarias lo permitan. El ladrón te pide tus datos para transferirte el dinero, va a alguna sucursal del banco y en una máquina entrega un sobre con nada, pero especificando que tiene el dinero acordado entre las partes. En tu cuenta puede salir el dinero, a pesar de no ser "saldo contable". Para no caer en esto, siempre es bueno llamar al banco y verificar varias veces la información. Para nosotros todo este punto puede parecer súper obvio, pero la gente sigue cayendo y es por algo.

Dinero falsificado

dinero de monopoly

El problema de hacer tratos en efectivo, sobretodo al vender un producto, además de comprometer la seguridad de ambas partes, es que a veces el pagador puede engañarte para que se junten en un lugar bullicioso, con apuros y poca luz, como una estación de metro, donde te pasa el fajo de billetes y a simple vista parece todo bien. Al rato, con la persona ya desaparecida del mapa. te das cuenta que la mitad son falsos y ahí quedaste, en nada. Peor aún, hay gente que recibe papeles lisos y que no cuenta el dinero porque el malhechor genera una situación de apuro. Tómate tu tiempo y ante la duda, abstente, pero por sobre todas las cosas, trata de no hacer transacciones en efectivo, te expones mucho.

Celular amarrado a un plan

Venimos hace años hablando de este tema, donde te pueden vender un celular que está nuevo pero al pasar algunos meses, se bloquea irremediablemente. Siempre debes fijarte que el teléfono haya sido adquirido en su totalidad y que exista registro de eso. Si caes en esta muy común estafa, no te quedará otra que pagarle a alguna operadora para que lo libere. Un dolor de cabeza de aquellos. Si no hay boleta o comprobante, no debe haber compra, así de simple y aunque la oferta sea muy buena.

El celular es robado

ladron celular robado

Siempre existe la posibilidad de que estés comprando un celular robado, y ojo que eso es un delito y quedarás con un ladrillo móvil. Siempre sospecha si la oferta es demasiado buena, si no viene con su caja y menos con boleta. Sobre este último punto, mucho ojo, ya están falsificando los comprobantes así que cuidado con las incongruencias, marcas de agua, firmas y más. Hay sitios donde comprobar si un celular, por su IMEI, es robado, pero no sirven de mucho si el ladrón se está deshaciendo rápido del equipo, además existen lugares donde los "sacan de las listas" o "los desbloquean", un procedimiento completamente irregular y repetimos, un delito.

Evidentemente hay más métodos de estafa, nosotros nos quedamos con estos habituales, pero puedes dejar tu experiencia o consejo en los comentarios, que leeremos atentamente, sabemos que esta es solo la punta del iceberg.

Nuestra recomendación es usar de métodos de pago seguros, existen varias alternativas en la actualidad. Ser precavido y sospechar siempre, abstenerse frente a cualquier duda y recordar que si parece demasiado bueno, probablemente sea mentira.