Se suspenden clases en México debido a la contaminación

Se suspenden clases en México debido a la contaminación

La contaminación en México ha llegado a niveles tales que se han suspendido las clases en escuelas públicas los días jueves y viernes.

En la Ciudad de México los niveles de contaminación están a niveles nunca antes vistos. De hecho, el país llegó al top 3 de países más contaminados de todo el mundo. Estando solamente por debajo de India y China.

Ahora, parece que las cosas no mejoran y  las condiciones climatológicas empeoran la calidad del aire. Por eso es que las clases en escuelas de la Ciudad de México se suspenderán.

Jueves y Viernes sin clases

De acuerdo a la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, será necesario suspender las clases en escuela públicas para no poner en riesgo la salud de los niños.

Se tomarán medidas adicionales que nos permitan evitar que siga aumentando la concentración de contaminantes; aunque el porcentaje mayor proviene de los incendios, la actividad cotidiana también es una presión sobre la concentración de contaminantes.

Contaminación México

Así que es posible que en lugar de que la calidad del aire mejore, todo esto se ponga todavía peor. Ante esta situación, la UNAM aconseja lo siguiente:

  • Los niños, adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con problemas respiratorios y cardiovasculares. Permanezcan en interiores en las horas de máxima concentración, de las 13:00 a las 19:00.
  • Quienes sufran de enfermedades crónicas deben continuar con sus medicamentos, y en caso de presentar un malestar diferente asistir al médico.
  • Para la población en general, la UNAM aconseja que durante la permanencia de los elevados índices de ozono es indispensable mantenerse hidratados, sobre todo niños y adultos mayores.
  • Además, se sugiere evitar actividades deportivas, recreativas u otras al aire libre. Los deportistas deben abstenerse de realizar esfuerzos vigorosos en el exterior.
  • También es recomendable mantenerse el mayor tiempo posible en ambientes cerrados y no fumar, ni exponerse a humo de cigarro en espacios cerrados.
  • Los especialistas universitarios advierten que los peligros asociados a las altas concentraciones de estas partículas son: irritación en vías respiratorias y riesgo de activación de ataques de asma.