Los chinches sobrevivieron a la extinción de los dinosaurios

Los chinches sobrevivieron a la extinción de los dinosaurios

Una investigación de Current Biology reveló que los chinches son más antiguos de lo que creíamos y que tienen más de 100 millones de años.

Los chinches, esos pequeños parásitos que se encuentran en las casas, tienen muchísima historia y prehistoria, ya que una publicación de la revista Current Biology determinó la data de estos insectos en más de 115 millones de años.

Así se estableció que esta especie logró sobrevivir a la extinción de los dinosaurios y que por consiguiente son más viejos que sus primeros "hospedadores": los murciélagos hace 50 millones de años.

Chinches prehistóricos

Steffen Roth, doctor del Museo de la Universidad de Bergen, en Noruega,dirigió el estudio y señaló que, "La primera gran sorpresa que encontramos fue que las chinches son mucho más antiguas que los murciélagos, que todos asumieron como su primer anfitrión"

"Aunque, todavía no sabemos cuál fue su anfitrión en el momento en que el T. rex caminó por la Tierra", sostuvo el investigador.

Los estudios acerca de estos insectos de la orden Hemiptera y cuyo nombre científico es "Cimex lectularius", manifiestan además que hay problemas en el código genético de la especie que podría ayudar a encontrar respuestas para el control de plagas.

"Estos hallazgos nos ayudarán a comprender mejor cómo las chinches evolucionaron los rasgos que los convierten en plagas efectivas", dijo el profesor Mike Siva-Jothy, del departamento de ciencias animales y vegetales de la Universidad de Sheffield.

"Eso también nos ayudará a encontrar nuevas formas de controlarlos", agregó.

chinche

Extraña forma de apareamiento

Una de las cosas que también llama poderosamente la atención de esta publicación, es la forma que tienen los chinches de reproducirse.

El profesor Siva-Johty inició el estudio de la especie con su apareamiento y su "inseminación traumática".

Acá se detalla como el macho tiene un pene en forma de daga con el que insemina a la hembra y la apuñala al cruzar el torrente sanguíneo.

"Estos animales son tan extraños, no hacen nada como cualquier otro animal. Tomó 15 personas 15 años para reunir todas las muestras genéticas, porque estas criaturas son muy crípticas", finalizó el profesor Siva-Johty.