Las zonas rurales se están volviendo más obesas que las ciudades y Chile lidera índice

Las zonas rurales se están volviendo más obesas que las ciudades y Chile lidera índice

El Imperial College de Londres hizo un estudio de Índice de Masa Corporal y ratificó que las zonas rurales están sufriendo más con la obesidad.

Un estudio empezó a concluir algo que parece poco lógico: Las zonas rurales se están volviendo más obesas que las ciudades, todo después de analizar miles de perfiles de Índice de Masa Corporal (IMC) . Esto contraviene las teorías de que en las urbes el mal estilo de vida y la rapidez crónica del trabajo y los pocos tiempos libres, afectan la buena alimentación.

"Más del 55 por ciento del aumento del IMC en el mundo en hombres y mujeres se debe al aumento en las poblaciones rurales, por lo que esto es totalmente opuesto al paradigma actual", dijo Majid Ezzati, experto en salud pública del Imperial College de Londres en el Reino Unido, quien dirigió la nueva investigación, dijo en una conferencia de prensa.

Chile lidera obesidad en zonas rurales

Este grupo de la Imperial College de Londres tuvo que examinar más de 2,000 estudios que comprendieron la altura y el peso de 112 millones de adultos en áreas rurales y urbanas de todo el mundo desde 1985 hasta 2017.

Una de las primeras conclusiones del estudio es que el IMC global ha aumentado más rápidamente en las áreas rurales que en las urbanas, excepto en el África subsahariana, donde se revierte la tendencia.

Pero hay algo más preocupante aún, Chile junto con Turquía y Malasia, es uno de los tres países en donde más ha aumentado esta tendencia.

 En 1985, las poblaciones rurales en estos lugares tenían un IMC bajo, pero en 2017 se había vuelto más alta que en las poblaciones urbanas, especialmente en las mujeres. Estas áreas rurales se han industrializado en las últimas tres décadas, lo que ha traído beneficios tales como agua corriente y combustible comercial a las comunidades, así como automóviles y tractores para la agricultura. Aunque estas tecnologías modernas brindan beneficios para la salud, también significan que las personas realizan menos trabajo físico ahora que ya no tienen que buscar agua o leña, dijo Ezzati.

Menos actividad física en el campo

Otra de las tendencias que explica Ezzati, es que en la ciudad hay más recursos para contratar planes de gimnasio o personal trainers.

"En el mundo de altos ingresos, actualmente gran parte del gasto energético o la actividad proviene del ocio: personas que corren, que van al gimnasio, que nadan y que practican deportes, y esas instalaciones son mucho más accesibles en las zonas urbanas", dijo Ezzati. dijo. En contraste, las personas que viven en áreas rurales a menudo están más alejadas de las instalaciones deportivas y caminar es poco común porque la mayoría de la gente conduce.

Finalmente, los estudios también indican que las políticas públicas en estos países como Chile son muy malas.

"Nos estamos volviendo mejores para mantener los alimentos no saludables lejos de las personas a través de la regulación. Pero … cuando los pobres están cada vez más en las áreas rurales, y cuando ya no están tratando simplemente de no tener calorías, ¿cómo les permitimos comer de manera saludable?"

Obesidad