El grave problema que tienen las pantallas del Galaxy S10 de Samsung y el P30 Pro de Huawei

El grave problema que tienen las pantallas del Galaxy S10 de Samsung y el P30 Pro de Huawei

¿Volver al pasado?

Es un hecho, el Galaxy S10 de Samsung y el P30 Pro de Huawei son los teléfonos del momento, el objeto de deseo colectivo, pero eso no significa que no traigan un viejo problema.

De esto saben bastante los usuarios de la gama alta de Samsung, y es que encontrar un protector para la pantalla (pero que sea bueno y se vea bien) cuando esta es curva a los costados es una tarea titánica e insoportable.

Siendo celulares de tan alto costo ambos, es de lo más normal que la gente quiera usar un vidrio templado encima y una carcasa, pero el primer punto es realmente complejo este año.

En el caso del S10 de Samsung, tener un lector de huellas bajo la pantalla que usa tecnología ultrasónica hace imposible que un vidrio común y corriente funcione, aunque sea curvo y con calce justo. Pocas marcas han dado con la solución, una de ellas es Dome y de hecho en las mismísimas Samsung Store las venden. Lo malo es que el proceso de instalación es más atadoso de lo normal y hasta tienes que darle un buen rato al producto con una lampara que incluye ¿El precio? Bien elevado para ser un protector.

En el caso del P30 Pro, además de enfrentarse al dilema de la curvatura, donde por lo general ningún protector de vidrio quedará realmente bien, tienen en contra el no venderse en Estados Unidos, por lo que la presencia de accesorios en Amazon es mucho más escueta que con otros equipos, lo mismo en las tiendas de accesorios.

Quizás la "solución" es volver al pasado y usar las micas plásticas, esas imposibles de instalar a menos que seas un capo y que vivían con burbujas, además de proteger solo contra rayones.

Menos mal ambas marcas tienen presencia oficial en la región y servicios técnicos confiables. Los avances en temas de diseño tienen estos precios.