Encuentran manuscrito perdido de "La Naranja Mecánica"

Encuentran manuscrito perdido de "La Naranja Mecánica"

Un profesor de literatura moderna hizo un impresionante hallazgo al encontrar una continuación de "La Naranja Mecánica" que popularizó Kubrick.

La Naranja Mecánica, ese libro del escritor Anthony Burgess de 1962 y que popularizó en el cine el gran Stanley Kubrick, parece que tiene ahora una secuela, ya que un profesor inglés encontró un manuscrito perdido que cuenta la continuación de la historia de Alex DeLarge y su pandilla.

Andrew Biswell se llama el profesor de literatura moderna de la Metropolitan University de Mánchester que halló este texto de 200 páginas.

La Naranja Mecánica no termina aún

El manuscrito encontrado por el señor Biswell se llama "The Clockwork Condition". 

Según explica el profesor de literatura, "esta extraordinaria secuela inédita de 'La Naranja Mecánica' arroja nueva luz sobre Burgess, Kubrick y la controversia que rodea a la notoria novela".

La obra describe los años 1970 como un "infierno", en el que los seres humanos se ven reducidos a la condición de programas o engranajes de la máquina, y "buscan un escape a la insípida neutralidad de la condición en la que se encuentran".

Burgess escribió el manuscrito inacabado de The Clockwork Condition en 1972 y 1973, luego de que la adaptación de "A Clockwork Orange" de Kubrick en 1971.

El autor de "La Naranja Mecánica" explicó en algún momento cómo es que tituló su obra así. Se trataría de un abuelo que para no querer tildar de gay a un parroquiano en un bar, uso la frase que es el encabezado de la película.

Naranja Mecánica

"El 'queer' no quería decir homosexual: significaba loco. "La frase me intrigó con su improbable fusión de lo demótico y lo surrealista. Durante casi 20 años, quise usarlo como título de algo. Durante esos 20 años lo escuché varias veces más, en estaciones de metro, en pubs, en obras de televisión".

El profesor Biswell planteó además que este manuscrito da la chance de hacerse una idea de cómo sería una secuela y que incluso grandes editoriales lo han contactado para lanzarlo.

"Hay suficiente material presente en los borradores y esquemas para dar una impresión razonablemente clara de lo que podría haber sido este libro perdido de Burgess", dijo.