Mujer fue encontrada con cuatro abejas viviendo dentro de su ojo

La mujer taiwanesa tenía a los insectos alimentándose directamente de sus lágrimas causando asombro en la comunidad médica.

Una mujer Taiwanesa de 29 años fue encontrada con cuatro abejas viviendo dentro de su ojo las cuales se alimentaban bebiendo sus lágrimas. Lo insólito de este caso causó sorpresa en los médicos los cuales diagnosticaron a la mujer con una infección bacteriana y severa erosión corneal causada por los insectos.

Las abejas pertenecían a la familia denominada halictidae, las cuales se caracterizan por ser sudoríparas y por sentirse atraídas por la transpiración humana. Los insectos se habían alojado en el debajo del parpado izquierdo causándole una notoria molestia a la mujer pero sin saber como habían llegado a alojar ahí.

La señora "He" como fue denominada por los médicos, acudió a la consulta ya que presentaba una gran hinchazón en su ojo izquierdo y además sentía un dolor extremo en su interior.

Mujer fue encontrada con cuatro abejas viviendo dentro de su ojo

Mujer y las abejas

Las abejas llegaron hasta el ojo de la señora He en una forma bastante insólita. Ella se encontraba en un cementerio arreglando y cuidando la tumba de un ser querido, cuando de un momento a otro una ráfaga fuerte de viento sopló fuerte pasando por sobre ella, la cual la dejó "con tierra" en el ojo izquierdo, por lo menos eso pensaba ella.

Resulta que las cuatro abejas se le alojaron desde ese momento en su ojo izquierdo, causándole notorias molestias a la mujer. Es más, ella pensaba que solo era tierra dentro del ojo causada por el viento que experimentó en el cementerio.

Las abejas estaban alojadas debajo de su parpado y cada una media solo 4mm de largo, siendo tan pequeñas que ella no podía percibir que realmente tenía insectos viviendo en sus ojos. Según palabras de Hung Chi-ting, médico oftalmólogo que atendió a la señora HE "observé algo que parecían patas de insecto, así que las saqué con un microscopio lentamente una por una sin dañar sus cuerpos".

Finalmente, la mujer ya se encuentra bien y los insectos también pudieron ser sacados todos con vida dentro del ojo de la joven, concluyendo así uno de los casos más extraños del último tiempo.