Mujer despierta tras 27 años en coma luego de sufrir un grave accidente en 1991

Mujer despierta tras 27 años en coma luego de sufrir un grave accidente en 1991

La mujer de los Emiratos Árabes sufrió un grave accidente mientras iba a buscar a su hijo al colegio y no fue hasta el año pasado que pudo despertar.

Una mujer llamada Munira Abdulla originaria de los Emiratos Árabes Unidos despertó luego de pasar casi tres décadas en coma tras de sufrir un accidente en el año 1991. Por aquella ocasión la mujer se encontraba junto a su hijo en un vehículo cuando fueron impactados por una micro dejando a Abdulla con graves daños cerebrales.

La lesión fue tan severa que la mantuvo en coma durante todo este tiempo. Por aquellos años ella tenía 32 años de edad mientras que su hijo Omar tenía solo 4 años al momento de sufrir el grave accidente.

Tras largos 27 años fue su propio hijo quien contó todo la travesía que tuvieron que vivir como familia para que su madre pudiera despertar nuevamente tras largos años en estado vegetativo.

Mujer despierta tras 27 años en coma luego de sufrir un grave accidente en 1991

Mujer regresa a la vida

Según palabras de su propio hijo Omar "Mi madre estaba sentada conmigo en el asiento de atrás al momento de sufrir el accidente, cuando ella vio que se acercaba el vehículo me abrazó para protegerme".

Fue en ese momento que Munira Abdulla sufrió un severo golpe en la cabeza el cual la dejo durante años en estado de coma. Según señala su hijo durante aquellos años no existían teléfonos móviles situación que generó que la ambulancia se tardara demasiado y la salud de su madre empeorara tras la espera.

Mujer despierta tras 27 años en coma luego de sufrir un grave accidente en 1991

"La dejaron así durante horas", señaló el hijo de la afectada. Con el paso de unos días su madre fue trasladada a Londres en donde definitivamente fue declarada en estado vegetativo total, situación que se extendería durante 27 largos años.

Sin embargo, todo cambio durante el mes de abril del año 2017 cuando la familia de la afectada recibió una subvención proveniente de un hospital alemán para así tratar a Munira de una forma más intensiva.

Para sorpresa de todos, en junio del 2018 abdulla comenzó a moverse nuevamente hasta que ella logró llamar a su hijo por su nombre. "Era ella, decía mi nombre y yo volaba de alegría", señaló feliz el hijo de la afectada tras recordar el sorpresivo momento.