Cámaras de Google Maps encuentran lo que parece ser una sirena

Cámaras de Google Maps encuentran lo que parece ser una sirena

Las cámaras de Google Maps han captado incontables cosas curiosas, el día de hoy parece que pudieron captar a una sirena en Miami.

Hace poco se volvió viral una supuesta sirena captada por las cámaras de Google Maps. Y es que el ser humano siempre intentará buscar un sentido sobrenatural a la existencia. Porque, aceptémoslo, le pone sabor a la vida que de otra manera sería muy cotidiana.

Sin embargo, a pesar de lo que muchos pudieran querer, se descubrió la verdad de esta “sirena”.

Tuvimos un sirenito, justo al año de casados

La imagen original de la sirena fue encontrada por un usuario de Google Maps que se encontraba viendo las playas de Estados Unidos. Durante esta visita a la playa de Miami, logró ver lo que parecía una niña sentada junto a una sirena. Como si fuera algo de todos los días.

Google Maps Sirena

De inmediato tomó la captura y la comenzó a mostrar en redes sociales, pero la realidad era que no había sirena alguna. Sino que, al hacer zoom a la fotografía, se dio cuenta que esta mujer estaba vistiendo un disfraz de sirena.

Google Maps Sirena

Y tiene sentido, puesto que según la mitología griega, las sirenas no son mujeres mitad pez. Más bien son mujeres mitad ave.

Estas criaturas mitológicas si tenían la característica de atraer a los marinos usando sus dulces voces. Y una vez que se encontraban cerca de ellas, atacaban la embarcación y se comían a todos los tripulantes.

Google Maps Sirena

Sin embargo, la imagen de la sirena con cola de pez se comenzó a popularizar gracias a la traducción de la palabra misma. Ya que se comenzó a juntar a los dos términos de las criaturas originales. Siendo “Siren” la que es mitad ave y se come a sus presas. Mientras que las “mermaid” no necesariamente quieren matar a los hombres, sino más bien seducirlos. Y son quienes tienen cola de pez.

Al tener un modus operanti similar, se comenzó a referir a las dos criaturas como si fueran de la misma especie, pero ya vimos que no.

Honestamente tiene todo el sentido del mundo, pero nos hubiera encantado que fuera real, hubiera sido el descubrimiento del siglo, sin duda alguna. Al menos fue un buen pretexto para hablar de mitología.