Una espía china fue arrestada mientras trataba de instalar un malware en resort de Donald Trump

Una espía china fue arrestada mientras trataba de instalar un malware en resort de Donald Trump

De película.

Parece la trama de una película, pero es la vida real. Una espía china fue arrestada en Estados Unidos mientras trataba de pinchar las instalaciones de Donald Trump.

El hecho lo informa el New York Times, donde detallan que Mar-a-Lago, el resort propiedad del Presidente de Estados Unidos en Florida y que suele concurrir para jugar golf casi fue víctima de un hecho insólito.

Una mujer china de 32 años logró ingresar por el área de la piscina tras lograr burlar los controles iniciales, para posteriormente ser atrapada en una mentira: Cuando le preguntaron qué hacía en el hotel, inventó que estaba ahí para asistir a un "congreso de las Naciones Unidas". Eso no estaba en la agenda y personal del hotel llamó al servicio secreto.

Tenía en su poder dos pasaportes chinos, cuatro celulares, un disco duro, una laptop y un pendrive que descubrieron posteriormente que tenía la capacidad de inyectar malware.

Eventualmente la mujer trató de convencer a los agentes de que su única intención era usar la piscina, mas no llevaba un traje de baño.

Se salvó de los chinos al parecer, pero dicen que los rusos ya "están adentro".