Energizer canceló el P18K Pop, conocido como su teléfono "ladrillo"

Energizer canceló el P18K Pop, conocido como su teléfono "ladrillo"

El terminal con la batería más grande del mundo no verá nunca la luz.

De toda la cobertura en el Mobile World Congress de este año, uno de los descubrimientos más impactantes fue el móvil ladrillo de Energizer: el P18K Pop, que nos sorprendió con su increíble batería de 18 mil miliamperes y un tamaño absurdo.

Energizer

El equipo tenía una versión funcional que sólo algunos medios pudimos tener frente a cámara, y sólo nos quedamos a la espera de su lanzamiento.

La verdad es que dicho lanzamiento va a quedar truncado para siempre: Avenir Technologies, el fabricante francés de muchos de los equipos de la conocida marca de pilas, anunció que la campaña de Indiegogo para financiar el desarrollo del equipo llegó sólo al 1%, por lo que el P18K Pop jamás verá la luz del día.

Las causas saltan a la luz: sólo once personas decidieron financiar el proyecto, entre cuyos 'perks' contaba con la opción de comprar un P18K por US$600, dos por US$1100 y tres por casi US$1600. La campaña buscaba levantar más de un millón de dólares para la fabricación del terminal, una meta difícil de alcanzar teniendo en cuenta que el único atractivo del equipo era el tamaño y la batería.

La campaña de crowdfunding prometía lanzar el terminal -que ya tenía un prototipo sólido- durante octubre de este año, lo que claramente ya no se cumplirá.

En nuestras pruebas durante Mobile World Congress, el teléfono parecía bastante funcional: el P18K Pop contaba con Android Pie (9.0), cámara con sensor de profundidad, y una cámara selfie retráctil -lo que le da el apellido 'pop' al terminal- que estaba algo trizada en nuestras pruebas del prototipo.

Dicho terminal es prueba fehaciente de dos cosas. Primero, que la gente no prefiere batería por sobre todas las cosas, o antes que una buena cámara o factor de forma. Por otro lado, y sabiendo que fue uno de los equipos más cubiertos de la feria, el aprendizaje cae de cajón: que todos hablen de ti no significa el éxito.