Elon Musk acepta "reglas" para seguir teniendo la libertad de escribir en Twitter

Elon Musk acepta "reglas" para seguir teniendo la libertad de escribir en Twitter

Elon Musk se ha metido en tremendos problemas por usar Twitter de la manera en que quiere. Ha hablado de más, y ahora es momento de alinearse.

¿Alguna vez te has metido en problemas por algo que pusiste en Twitter? ¿Facebook? ¿Instagram? Seguramente que sí, a todos nos ha pasado. Usualmente no es nada demasiado grave; aunque si eres el CEO de una de las compañías (entre otras) más famosas del planeta, las cosas se ponen un poco peor.

El año pasado, Musk escribió en su cuenta de la red social el infame tweet que aseguraba que tenía "fondos garantizados" para una adquisición privada de la compañía a $420 por acción. Esto llevó a la SEC a presentar una queja alegando que Musk había cometido fraude de valores.

Tesla terminó pagando una multa por 20 millones de dólares; además de aceptando el acuerdo que obligaba a Musk a renunciar como SEO de la empresa por al menos tres años. Pero las cosas no quedaron ahí.

Elon Musk acepta "reglas" para seguir teniendo la libertad de escribir en Twitter

Las directrices que deberá seguir Musk al escribir en Twitter

Elon podrá seguir escribiendo en la red social como quiera… a  menos de que sus tweets tengan contenido "delicado". En este caso, deberá primero buscar autorización para hacerlo. Según el acuerdo, el siguiente sería el contenido tomado como delicado:

  • Cualquier información sobre la situación financiera u orientación de la empresa, posibles fusiones, adquisiciones o empresas conjuntas
  • Posibles propuestas; números de producción o número de ventas o entrega (real, pronosticado o proyectado)
  • Líneas de negocios nuevas o propuestas que no están relacionadas con las líneas de negocios existentes en ese momento (actualmente incluye vehículos, transporte y productos de energía sostenible)
  • Números de proyección, pronóstico o estimación con respecto al negocio de Tesla que no se hayan publicado previamente en las guías oficiales de la compañía
  • Eventos relacionados con los valores de la compañía (incluida la adquisición o enajenación de acciones de Musk)
  • Conclusiones o decisiones legales o reglamentarias no públicas;
  • Cualquier evento que requiera la presentación de un Formulario 8-K, como un cambio en el control o un cambio en los directores de la compañía; cualquier funcionario ejecutivo principal, presidente, oficial financiero principal, contable principal, oficial de operaciones principal o cualquier persona que desempeñe funciones similares

Ni modo; ahora sí a Elon Musk le tocó perder y pedir permiso.