Dientes de leche podrían salvar la vida de tu hijo, según estudios

Dientes de leche podrían salvar la vida de tu hijo, según estudios

Los dientes de leche contienen células madre menos dañadas por fenómenos medioambientales lo cual ayudaría a regenerar otras células del cuerpo.

Los dientes de leche podrían salvar la vida de tu hijo en algún momento. Todo esto debido a un estudio realizado por el Centro de Investigación Biotécnica en los Estados Unidos el cual reveló que las células madres alojadas en los dientes pueden ser utilizadas en numerosos procesos médicos y ayudar a regenerar células en diversas partes del cuerpo.

Las células madre tienen una capacidad única de convertirse en cualquier otra célula del cuerpo, por lo que pueden ser utilizadas desde regenerar ciertos tejidos hasta combatir graves enfermedades como el cáncer o diabetes entre muchas otras.

Es por esto que, la mayoría de los científicos en la actualidad cosechan este tipo de células a través de la médula osea, el cual es un método bastante complejo. Sin embargo, ahora gracias a la investigación se ha podido deducir que los dientes de leche, al estar cargados de médula osea, puede ser una forma más fácil para obtenerlas.

Dientes de leche podrían salvar la vida de tu hijo, según estudios

 

Dientes salvando vidas

Gracias a este importante descubrimiento realizado por científicos expertos en odontología, es de mucha utilidad que los padres guarden los primeros dientes de leche de sus hijos, ya que ahora, más que estar relacionados con historias mágicas, estos pueden tener una importante incidencia en su salud.

Los investigadores han descubierto nuevos métodos en las que se podrán ocupar las células madres que se encuentran en los dientes de leche.

Desde la regeneración de osea, crecimiento de neuronas en el cerebro y disminuir el riesgo de ataques cardíacos son solo algunos de los beneficios que podrían lograrse en la medicina con el uso de las células madre en el cuerpo.

Los científicos continuarán desarrollando investigaciones sobre las reales mejoras que se pueden obtener con los dientes de leche para el cuerpo, a través de la utilización de las células provenientes desde ellos. Se espera que en un futuro cercano se puedan concretar nuevos tratamientos médicos gracias a este proceso.