Banco Estado advierte que 1.400 contraseñas y cuentas de clientes empresas circulan en Internet

Banco Estado advierte que 1.400 contraseñas y cuentas de clientes empresas circulan en Internet

El Banco Estado confirmó el día de ayer que los datos de personas que circulan en la red son reales y estos ya fueron advertidos.

El Banco Estado confirmo durante la tarde de ayer miércoles que un total de 1.400 cuentas y contraseñas de clientes empresas de la institución que circulan por la web son reales y las personas afectadas ya fueron advertidas por la entidad.

Al parecer, todas estos clientes fueron victimas de una estafa tipo"phishing" el pasado mes de marzo. Esta funcionaba a través de un sitio web falso el cual imitaba de forma similar al sitio oficial del Banco Estado. En la estafa el mensaje contenía una alerta que advertía al usuario que su clave de transferencias había sido bloqueada y era necesario restaurarla urgentemente.

El contenido que anexaba este phishing tenía todos los elementos de un correo legítimo proveniente del Banco, utilizando incluso el misma diseño de la interfaz de la web oficial. El objetivo de la estafa fue hacer caer a los usuarios más despistados para que hicieran clip en "iniciar verificación", donde luego eran redireccionados a una URL falsa.

Banco Estado publica 1.400 contraseñas y cuentas de clientes empresas las cuales circulan en Internet

Advertencias del Banco Estado

"El banco detectó este hecho e identificó a quienes visitaron esa pagina para contactarlos", señalo la institución a Radio Bío Bío. Luego del proceso de advertencia, se activaron inmediatamente todos los protocolos internos del banco bloqueando claves de las personas afectadas.

El Banco Estado advirtió a los usuarios que cayeron en la estafa que actualizaran lo más rápido posible sus claves personales. Es más, por motivo de respeto a la privacidad de los afectados la institución tomo la decisión de no hacer pública la larga lista de afectados por el phishing bancario.

Recordemos que el pasado 14 de marzo se lanzó una advertencia a los usuarios señalando el peligro demostraba esta estafa para los clientes. En ella los delincuentes cibernéticos con un gesto bastante extraño de "cortesía" luego que las personas afectadas caían en el engaño, posteriormente solicitaban a los usuarios no ingresaran al banco durante un tiempo de 2 a 5 horas. Claramente su intención era contar con todo el tiempo del mundo para acceder a la cuenta de la víctima y cometer el delito de robo.

Entre los diversos afectados se encuentran cuentas de municipalidades, superintendencias, ONG's, productores de eventos, Pymes entre otros. Finalmente, los autores de la estafa aún no han sido identificados pero el dominio que alojaba el desleal sitio al parecer pertenecería a Alemania y solo funcionaba cuando era abierto en Chile.