La Estación Espacial Internacional está llena de bacterias peligrosas

La Estación Espacial Internacional está llena de bacterias peligrosas

Esa bacteria común en el gimnasio es un riesgo en el espacio.

La vida en la Estación Espacial Internacional (ISS) siempre ha sido un tema fascinante para todos los que estamos aquí abajo en la Tierra. Pero resulta que en realidad allá tendrían problemas serios con cosas que aquí son bastante comunes. Como las bacterias.

Un reciente estudio desarrollado por los astronautas residentes de allá y varios científicos; acaba de ser  publicado en la más reciente edición de Microbiome.

La NASA aún no tiene idea de qué hacer con la Estación Espacial Internacional cuando acabe su vida útil

Ahí se descubre que la ISS está infestada de bacterias inductoras de varias enfermedades en su superficie. A estas alturas, de hecho, ya se habrían formado una serie de "biofilmes".

Láminas delgadas bacterianas y fúngicas que cubren el casco de la ISS, que promueven la resistencia a los antibióticos.

Además de que podrían causar daños en la infraestructura de la nave; por su acumulación. Pero ese no sería el único peligro allá arriba:

La NASA aún no tiene idea de qué hacer con la Estación Espacial Internacional cuando acabe su vida útil

Se ha demostrado que los microbios específicos en espacios interiores de la Tierra afectan la salud humana.

Esto es aún más importante para los astronautas durante los vuelos espaciales, ya que han alterado su inmunidad y no tienen acceso a las sofisticadas intervenciones médicas disponibles en la Tierra.

Son las palabras del Dr. Kasthuri Venkateswaran, científico investigador principal del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y coautor del estudio.

Lo más curioso del estudio es que las bacterias y microbios encontrados en realidad provienen de los humanos. Y serían bastante comunes en espacios cotidianos para cualquier mortal terrestre. Como un gimnasio o una oficina.

Entre los más destacados del estudio tenemos el Staphylococcus aureus, resiente usual en la nariz y la piel. Así como el Enterobacter, común en el tracto gastrointestinal de cualquier individuo.

Estas bacterias pueden causar algunos malestares acá abajo. Pero el estudio aún no tiene claro qué tanto podría provocarles a los astronautas allá arriba, rodeados de otras bacterias.

Parece la antesala de una película de terror al estilo de Alien.