México: un abogado quiere demandar al gobierno por mala calidad del aire en la CDMX

México: un abogado quiere demandar al gobierno por mala calidad del aire en la CDMX

Un abogado en México está buscando demandar al gobierno por las enfermedades causadas gracias a la mala calidad del aire en la CDMX.

En México, un abogado está buscando representar a los ciudadanos de la CDMX para demandar al gobierno. Pero no es por fraudes electorales ni por desvío de recursos. Es por la mala calidad del aire que se respira en la ciudad.

Hold it!

El nombre de este abogado es Bernardo Bolaños y fue él mismo quien publicó un tweet en donde ofrece sus servicios. La publicación dice lo siguiente:

Si vives en CdMx y tuviste una enfermedad respiratoria recientemente, quizá pueda representarte legalmente y de manera gratuita en un juicio. Envíame un DM.

Realmente no suena a que quiera sacar provecho de todo esto pero sin duda la fama que se está haciendo gracias a esto ya es ganancia.

México abogado demanda

Sin embargo no fue lo único que publicó, ya que siguió con un hilo de tweets sobre las contingencias ambientales. Aquí te recopilamos lo que dijo.

Contingencias por ozono

El único científico Premio Nobel mexicano, Mario Molina, escribe. ‘El ozono es un fuerte oxidante que afecta el sistema respiratorio y daña el tejido pulmonar. Entre los efectos agudos podemos mencionar tos y dolor de pecho, irritación de los ojos, dolores de cabeza. Pérdidas en el funcionamiento pulmonar y ataques de asma. Concentraciones ambientales elevadas de ozono han estado relacionadas con el incremento de la tasa de hospitalización diaria y las visitas a la sala de emergencias para tratamiento de asma y otras enfermedades respiratorias. La exposición crónica a niveles elevados de ozono es responsable de pérdidas en el funcionamiento del sistema inmune, envejecimiento acelerado y aumento en la susceptibilidad ante otras infecciones.’

Bernardo Bolaños además es profesor de la UAM y se interesa mucho por el Derecho Ambiental. Sin duda es una acción desinteresada que demuestra que no todos los mexicanos actuamos de manera egocentrista. Y esperemos que a partir de esto, el gobierno se de cuenta que el aire que respiramos nos está haciendo daño y haga algo al respecto.