Tobilleras sin señal: Reos no están siendo monitoreados por error tecnológico

Tobilleras sin señal: Reos no están siendo monitoreados por error tecnológico

Las tobilleras se utilizan en Chile como método sustitutivo de penas, sin embargo, sin señal es difícil que puedan funcionar.

Las tobilleras electrónicas son utilizadas con frecuencia en Chile para penas sustitutivas. Están constan de una tobillera y un rastreador con GPS para el agresor y un rastreador para la víctima, que deberán llevar todo el tiempo con ellos.

Todos los equipos deben ser cargados tanto por la víctima como por el agresor, porque de lo contrario emitirán alarmas en el Centro de Monitoreo y Control.

Y justamente una falla es la que llegó a este centro de Gendarmería, ya que según información recabada por el diario El Mercurio, 138 personas condenadas y con penas sustitutivas mediante el uso de  estas tobilleras electrónicas, no están ubicables por la pérdida de la señal, cifra que corresponde al 3,6 por ciento del total de usuarios vigentes de este dispositivo, que en total ascienden a 4.249.

Qué pasó con las tobilleras

Lo explicó Pablo Gaete, jefe del departamento de Monitoreo telemático de Gendarmería de Chile.

"fueron reportados a los tribunales de Justicia para que se adopten las medidas pertinentes; es decir, revocar la medida (de usar tobillera), ordenar la detención, citar a audiencia".

El mismo Gaete además agregó que estos casos son bastante aislados:

"las cifras generales muestran que la mayoría de los usuarios da un correcto uso a este mecanismo de control. El 81,49 por ciento de los condenados usuarios del sistema se les desinstala la tobillera por la llegada del término del período de control impuesto por tribunales de justicia".

Cómo funciona para víctima y agresor

Esta tobillera funciona mediante el GPS incorporado en base a alertas de tres anillos.

  • El primer anillo define la zona de emergencia donde se ubica el transmisor y la persona.
  • El segundo anillo refiere a la zona de restricción y corresponde a la medida cautelar que dispuso el juez, que generalmente es de 200 o 300 metros.
  • El tercer anillo refleja una zona de advertencia y que completa un área de 1.000 metros en total, entre los tres anillos para alertar a la víctima cuando su agresor traspasa la zona de 1.000 metros y ocasiona una alarma en el Centro de Monitoreo.
  • Tobilleras